Economía

13-02-2015 11:07 - fondos buitre

La justicia británica desafía a Griesa y afirma que pagos de argentina a eurobondholder se rigen por ley inglesa

El financista George Soros y otros tenedores de títulos en euros del canje argentino lograron un reconocimiento de la justicia británica, que dictaminó que los pagos que realiza la Argentina a estos tenedores "están gobernados por el derecho inglés", en contradicción con la decisión del juez neoyorquino Thomas Griesa que mantiene bloqueados esos fondos.

Telam SE
13-02-2015 | 11:07
Telam SE

El fallo fue girado por el juez David Richards, quien está al frente a la División de Cancillería del Tribunal Superior de Justicia High Court of Justice, de Londres. El magistrado dictó una sentencia -en la causa iniciada por los eurobondholders contra el Bank of New York Mellon (BONY)- donde indicó que los 225 millones de euros que la República Argentina pagó a fines de junio de 2014 están regidos por ley inglesa, ratificando una opinión preliminar emitida el 7 de noviembre de 2014, por su colega Guy Newrey.

Esos 225 millones de euros son parte de los pagos efectuados por Argentina a los acreedores del canje, y fueron congelados por el juez Griesa en las cuentas que posee el BONY en el Banco Central argentino, tras la decisión de la Corte Suprema de EEUU de rechazar la apelación presentada por el gobierno.

La victoria de los tenedores en euros es por el momento parcial, debido a que el juez se excusó de emitir un fallo que ordene al BONY que los 225 millones de euros (257 millones de dólares) del reclamo, en poder de fiduciario de esta entidad, se abonen a los bonistas que se presentaron su reclamo.

Esta tarde, el Ministerio de Economía celebró la decisión, y se esperanzó en que la misma “sea un paso dirigido a que los tenedores de bonos perciban los fondos que Argentina pagó y legítimamente les pertenecen”.

Para el Palacio de Hacienda, Richards “indicó que los 225 millones de euros que la República pagó a fines de junio de 2014 están regidos por ley inglesa y, por lo tanto, fuera del alcance del Juez Griesa”.

De este modo, agregaron desde la cartera económica, el juez “dejó en claro que Argentina no estuvo ni está en default ya que este dinero pertenece legítimamente a los bonistas. Esta posición se contradice con lo afirmado por los fondos buitres, el Juez Griesa, su mediador (Daniel) Pollack y no pocos "especialistas" locales que no querían reconocer el pago”.

También la Corte Inglesa rechazó el argumento que presentaron algunos fondos buitre que buscaron persuadir con la idea de que el Canje 2005 y 2010 eran ilegales, y “que las órdenes libradas por el Juez Griesa contra el pago de los servicios de la deuda de los bonos del canje bajo la llamada cláusula pari passu le otorgaban a los fondos buitre derechos sobre los montos pagados a los bonistas del Canje”, expresó Economía en el comunicado.

Entre los que reclamaron a la justicia inglesa se encuentran Quantum Partners, de George Soros, Knighthead Maestro Fund, RGY Investments, y Hayman Capital Fund.

"Estamos contentos de que nuestros derechos de propiedad han reafirmado en virtud del derecho Inglés, y tenemos la intención de utilizar la sentencia del tribunal aquí en los EE.UU. y en todos los demás lugares apropiados", expresó el abogado representante de los inversores demandantes Christopher Clark, de Latham & Watkins.

La noticia tuvo una repercusión positiva en el mercado de bonos argentinos, donde se dispararon los títulos en pesos y en dólares, que saltaron más de 5% en su cotización.

Asimismo, operadores, economistas y bancos de inversión también celebraron el fallo inglés. Federico Tomasevich, de Puente, sostuvo que el mismo "le pone un límite a los excesos" del magistrado estadounidense.

"La sentencia de Griesa, que había afectado los bonos de jurisdicción europea, e incluso de Argentina, es un exceso a sus atribuciones, al alcance de su jurisdicción", indicó Tomasevich a Télam.

Al mismo tiempo, estimó que con este antecedente "de a poco van a tener que liberarse los bonos de legislación argentina que no se están cobrando en el exterior".

Por su parte, el economista Agustín D'Atellis consideró que es”es un paso positivo para la Argentina", y remarcó que "cuando el juez Griesa decidió 'pisar' todo el depósito que Argentina hizo en el Banco de Nueva York, se metió con jurisdicciones que no son propias, como el caso de Londres".

Recordó que "Argentina hizo sus reclamos contra esto, y los bonistas también", y estimó que con este fallo "se va encerrando al juez en el ámbito exclusivo de su jurisdicción".

De esta forma, el fallo vuelve a poner los ojos sobre el despacho de Griesa, debido a que los eurobondholders tratarán de persuadir al juez para que libere el pago.

En su decisión el viernes, el juez Richards dijo que “esta Corte está muy preocupada en no entrometerse indebidamente en asuntos que son de la Corte estadounidense”. Y opinó que “como el BONY es sujeto de la jurisdicción de la Corte del Distrito (de Griesa), puede correctamente ser sujeto de cualquier orden que esa Corte considere apropiada. Sería un gran error de parte de este Tribunal hacer, y no lo haré, comentario alguno sobre dichas órdenes”.

Más allá de esta apreciación, el fallo de Richards genera presión sobre el juez Griesa, que tiene ahora una diferencia con la justicia londinense, una plaza financiera de peso que compite con la neoyorquina, a la hora de emitir bonos soberanos.

El juez inglés añadió que ahora corresponde que el BONY decida "el momento adecuado y forma," para llevar el resultado de su juicio inglés para conocimiento de los tribunales de Estados Unidos.

También te puede interesar