20/01/2015 conferencia de prensa

"Es necesario investigar para esclarecer si Nisman sufri extorsiones", asegur Capitanich

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, subrayó la “necesidad” de investigar "hasta las últimas consecuencias" si Alberto Nisman sufrió "extorsiones" o recibió “presiones" por parte de ex integrantes del Servicio de Inteligencia, y también expresó sus dudas respecto a la decisión que llevó al fallecido fiscal especial de la causa AMIA a regresar de forma “imprevista” de sus vacaciones para presentar su denuncia contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La conferencia del Jefe de Gabinete


“Hemos podido observar que ha sido llamativo que el fiscal haya suspendido sus vacaciones de modo imprevisto, haya regresado en feria judicial, en un contexto de un hecho internacional como fue el de Francia, con una estrategia mediática de Clarín de titular con la no presencia de (canciller Héctor) Timerman en la marcha (en París), cuando efectivamente sí participó”, dijo Capitanich.

En cuanto a los integrantes del Servicio de Inteligencia desplazados , el funcionario nacional señaló ante los periodistas acreditados en la Casa de Gobierno que “no incumbe ni corresponde a la administración del Estado” los ex agentes de inteligencia, sino que “corresponde a la tarea de sus propios actos y sus eventuales responsabilidades de hechos pasados, y desde el punto de visita presente y/o futuro esos tienen que ver con sus conductas individuales”.

Capitanich dijo también que el  Poder Ejecutivo aplica la ley 25.520 de Inteligencia y la reglamentación del decreto 950 del año 2002, y explicó que “fue parte de la decisión e instrucción de la Presidenta al secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, la desclasificación de llamadas telefónicas y comunicaciones emergentes, como así también los agentes de inteligencia involucrados para poner a disposición el secreto correspondiente”.

Transmitió que lo que hace el Poder Ejecutivo está “estrictamente encuadrado en la ley de inteligencia y su reglamentación correspondiente ni más ni menos que eso”.

Dijo que “es absolutamente imposible aceptar denuncias falsas”, pero también afirmó que “es necesario que el esclarecimiento por parte del Poder Ejecutivo sea claro, contundente e indubitable”.

En este sentido, Capitanich subrayó “la decisión contundente de la Presidenta de garantizar el respaldo institucional del Estado para el esclarecimiento” de la muerte de Nisman, quien fue encontrado sin vida con un tiro en la cabeza en su departamento del barrio de Puerto Madero.

Según dijo, así se lo planteó él a las autoridades de la comunidad judía con las que se reunió ayer tras el fallecimiento de Nisman.

Capitanich dejó claro también que el Poder Ejecutivo “es extremadamente respetuoso del funcionamiento del Poder Judicial” y que “es la jueza y la fiscal a cargo quienes deben propiciar ahora la investigación” para determinar las causas de la muerte del fiscal de la causa Amia.

“El Poder Ejecutivo Nacional es extremadamente respetuoso del funcionamiento del Poder Judicial, la jueza y la fiscal a cargo deben propiciar la investigación pertinente. No es motivo de opinión la hipótesis que han generado la decisión de Nisman”, dijo.

Capitanich también señaló que hasta el momento en el marco de la investigación se hizo “lo que se debe hacer”, que es “primero la evaluación del hecho, la convocatoria a testigos oculares, el acceso a las filmaciones, la autopsia del cuerpo, la identificación del arma, el registro de llamadas telefónicas y el cruce de llamadas”.

En cuanto a las pruebas que Nisman refería en su denuncia, Capitanich aseguró que eran “absolutamente inconsistentes”.
“No cabe la menor duda de la vocación política y el espíritu para el esclarecimiento del hecho por parte del gobierno nacional”, afirmó.