18/12/2014 Ciudad

Los detalles de la ley de centros culturales

La ley sancionada con el consenso de todos los bloques legislativos crea la figura legal de centro cultural como espacio destinado a "manifestaciones artísticas de cualquier tipología", al tiempo que establece categorías de acuerdo a la capacidad de concurrentes e impide que sea el baile la principal actividad a desarrollar.

El texto acordado define a centro cultural como "el espacio no convencional y/o experimental y/o multifuncional en el que se realicen manifestaciones artísticas de cualquier tipología, que signifiquen espectáculos, funciones, festivales, bailes, exposiciones, instalaciones y/o muestras con participación directa o tácita de los intérpretes y/o asistentes", pero advierte que "la actividad de baile no podrá ser la actividad principal de los Centros Culturales".

Asimismo, entiende que "en dichos establecimientos pueden realizarse ensayos, seminarios, charlas, talleres, clases y/o cualquier actividad de carácter formativo relacionada con todas las manifestaciones tangibles e intangibles del arte y la cultura" y agrega que "dichas actividades pueden ser realizadas en cualquier parte del establecimiento".


 
Lorena Pokoik, legisladora portea por el FpV, habl con Tlam Radio


A partir de la entrada en vigencia de la normativa, los centros culturales serán clasificados en cuatro categorías según su capacidad de asistentes: "Clase A" podrá recibir hasta 150 personas; "Clase B" de 151 a 300 personas, no pudiendo ser la superficie de piso mayor a 500 metros cuadrados; "Clase C" desde 301 hasta 500 personas, no pudiendo ser la superficie de piso mayor a 1000 metros cuadrados y "Clase D" aquellos que superen las 500 personas con una superficie de piso mayor a 1000 metros cuadrados.

Además deberán inscribirse en el Registro de Usos Culturales, dependiente de la Subdirección de Regímenes de Promoción Cultural de la Dirección General Técnica Administrativa y Legal del Ministerio de Cultura, y presentar un informe anual de las actividades que se desarrollaron en cada espacio.

Otros aspectos que regula la ley son algunos usos accesorios como la venta de libros y discos, galerías de arte, entre otros; la venta de bebidas y alimentos; la accesibilidad; los planos, mobiliario y escenario; ventilación e iluminación; instalación eléctrica y primeros auxilios.