Internacional

22-11-2014 11:31 - crisis

Lavrov acusa a Occidente de querer generar caos para "cambiar el régimen" en Rusia

El canciller ruso, Serguei Lavrov, apuntó contra Occidente al considerar que con sus sanciones a Rusia buscan "cambiar el régimen" en el país, al tiempo que aseguró que si bien Moscú no renuncia a la cooperación con la Unión Europea (UE), las relaciones no volverán a ser "como antes".

Telam SE
22-11-2014 | 11:31
Telam SE
Las palabras de Lavrov se dan en medio de una escalada en la batalla diplomática entre Estados Unidos y la Unión Europea por un lado y Rusia por el otro, la más importante desde el fin de la Guerra Fría.

"En cuanto a la utilización de medidas coercitivas, Occidente está dejando claro que no quiere forzar a Rusia a cambiar la política, quiere asegurar un cambio de régimen", aseguró Lavrov en declaraciones a la agencia Interfax en una reunión del Consejo de Política Exterior y de Defensa (CPED) en Moscú.

Agregó que cuando se aplicaron sanciones contra otros países como Irán y Corea del Norte, habían sido diseñadas para no dañar a la economía nacional.

"Ahora las figuras públicas de los países occidentales dicen que hay una necesidad de imponer sanciones que destruirán la economía y causarán protestas públicas", sostuvo Serguei Lavrov.

Sus declaraciones siguen la línea del presidente, Vladimir Putin, quien el jueves alertó que deben protegerse ante una posible "revolución de color", en referencia a las protestas que derrocaron a los líderes de otras ex repúblicas soviéticas.

Las sanciones occidentales, que están dirigidas contra bancos públicos, petroleras y empresas del sector de la defensa, obligaron al gobierno ruso a replantear su estrategia económica de cara a este año y el próximo.

Las medidas agravaron la recesión económica que ya venía en bajada por una caída en los precios del petróleo a nivel mundial y ha ayudado a provocar un deslizamiento de casi el 30% en el rublo frente al dólar desde el inicio del año.

No obstante, la popularidad de Putin está en aumento en Rusia desde la anexión de la península de Crimea en marzo.

Las autoridades de la entonces península ucraniana solicitaron anexarse a Rusia, luego de celebrar un referendo en el que el 95% de los votantes eligió unirse a Moscú tras un golpe de Estado en Ucrania.

Putin asegura que detrás del golpe de Estado contra el ex presidente Viktor Yanukovich -cercano a Moscú- estaban las potencias occidentales.

En noviembre del año pasado comenzaron en Ucrania unas protestas callejeras en rechazo a la postergación de la firma de un acuerdo de asociación y libre comercio -no una adhesión plena- con la UE.

Durante meses manifestantes pro occidentales y pro rusos se enfrentaron hasta que en febrero, en medio de una fuerte crisis, Yanukovich fue derrocado y se eligieron nuevas autoridades de facto.

En las regiones orientales así como en Crimea, con mayoría de etnia rusa, los habitantes se levantaron en armas en contra de las nuevas autoridades y celebraron referendos independentistas.

Desde entonces, el ejército y las milicias separatistas se enfrentan militarmente en las regiones de Lugansk y Donetsk, y ya han muerto más de 4.300 personas pese a a la firma de un acuerdo de alto el fuego en septiembre en la capital bielorrusa, Minsk.

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, estuvo ayer en Kiev donde calificó de "inaceptable" el comportamiento de Rusia en Ucrania y dijo que Moscú debe cumplir con el acuerdo de Minsk.

Rusia niega haber apoyado a los separatistas con armas y tropas y llamó a los líderes de Ucrania a hablar directamente con los separatistas para resolver el conflicto armado y dejar de tratar a Moscú como si fuera parte del conflicto.

Lavrov también se refirió a la situación entre Moscú y la Unión Europea, a quien consideró socio estratégico aunque lamentó que la relación nunca podrá volver a ser como antes.

"La Unión Europea es nuestro principal socio colectivo. Y nadie piensa dispararse en el pie, en renunciar a la cooperación con Europa, aunque todos comprenden que ya es imposible que sea como antes", consideró Lavrov.

Al mismo tiempo, el jefe de la diplomacia rusa se mostró convencido de que Rusia y la UE superarán el actual período y crearán una "nueva base" para sus relaciones.

También te puede interesar