14/11/2014 Ciudad de Buenos Aires

Macri reglamenta el voto electrnico pero estira al mximo la incgnita sobre el calendario electoral

El jefe de Gobierno porteño reglamentó la posibilidad de que se utilice el sistema de voto electrónico en las próximas elecciones comunales, aunque desde el PRO tienen decidido estirar hasta mediados de diciembre la confirmación sobre si los comicios serán desdoblados o unificados con los nacionales.



El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, reglamentó hoy la posibilidad de que se utilice el sistema de voto electrónico en las próximas elecciones comunales, aunque desde el PRO tienen decidido estirar hasta mediados de diciembre la confirmación sobre si los comicios serán desdoblados o unificados con los nacionales.

"Sigue sin estar decidido. Pero si se decidiera unificar, se votará con el sistema electoral nacional", dijo a Télam uno de los hombres de confianza y trato diario con el jefe de Gobierno.

Otra fuente que pertenece al comando de campaña y uno de los precandidatos a jefe de Gobierno repitieron al unísono en diálogo con Télam que "la decisión no está tomada" y que se definirá alrededor del 15 de diciembre.

“Se va a empezar con el sistema electrónico en las PASO y, la idea, es que toda la elección sea con este voto electrónico. Después de cargar el voto, la máquina imprime una boleta papel que va a una urna, con lo cual habrá un doble control para que, ante cualquier cuestionamiento, se pueda abrir la urna para hacer el recuento”, consignó el jefe de gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, en declaraciones radiales esta mañana.

La idea en Bolívar 1 es estirar al máximo el decreto que establezca el calendario electoral (potestad única del Ejecutivo porteño) para no dar ventaja alguna a los opositores, debido al impacto lógico que tendrá en los armados nacionales que en la Capital ya se vote en abril próximo (ese mes serían previsiblemente las primarias locales).

Si bien desde la Ciudad apuran los pasos para poder implementarlo -y varios creen que sería una herramienta de campaña poder exhibir la gestión de una forma de votación más sofisticada en caso que funcione-, la cúpula macrista se guarda la carta de poder usar como excusa el no haber podido llegar técnicamente con el nuevo sistema en caso que se defina por la unificación.

El voto electrónico y el desdoblamiento adelantarían la interna entre sectores macristas por la forma en que se decidiría la implementación: desde el sector michettista informaron a Télam que un software que obligue al vecino a elegir en una primera pantalla por cuál partido quiere votar (antes que al candidato) "es funcional al larretismo, que no tiene casi votos independientes".

Cerca de la senadora están dispuestos "a acudir a la Justicia" si en la implementación no logran tener voz y voto para llegar a un consenso en la definición del sistema de voto en caso de ser electrónico, gestión que está a cargo de funcionarios vinculados a Larreta.

Si bien hasta mediados de año era casi seguro una fusión con la elección nacional, la idea de desdoblar fue ganando fuerza en el PRO, teniendo el apoyo de todos los posibles precandidatos a jefe de Gobierno, mientras que Macri y su núcleo duro están más volcados por una unificación.

"Los que se ocupan de la campaña presidencial están analizando si un triunfo en la Ciudad a mitad de año no puede impulsar la candidatura de Macri a nivel nacional, aunque también se sopesa el tema del financiamiento y lo de no hacer votar 6 veces a los porteños en unos pocos meses", explican en Bolívar 1.