26/10/2014 Derechos Humanos

Cancillera present un buscador para acceder a documentos diplomticos sobre la ltima dictadura

La herramienta virtual de búsqueda facilitará el acceso a los más de 5.800 archivos que permitirá entender la actuación de la Cancillería durante la última dictadura cívico-militar.

 

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto desarrolló un buscador de internet con 5832 documentos y resoluciones secretas, desclasificadas, producto de la labor de la Comisión de Relevamiento para la Recuperación de la Memoria Histórica.

Teniendo presente el derecho a la verdad, se pone a disposición este registro que permite conocer cómo la dictadura se valió de las instituciones del Estado:http://desclasificacion.cancilleria.gob.ar

El buscador de documentos se encuentra disponible en el portal web de la Cancillería y en el sitio del Archivo Histórico de Cancillería (DARCH).

Reúne documentación procedente de las desclasificaciones realizadas en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto desde el año 2009 hasta la fecha. Este recurso digital pone al alcance del usuario 5832 documentos del Ministerio originados en el período 1976-1983.

En el marco de la política de Estado de Memoria, Verdad y Justicia, el Canciller Héctor Timerman en el año 2011 suscribió un acuerdo con el Centro de Estudios Legales y Sociales, presidido por Horacio Verbitsky, y creó dentro del ámbito de la Cancillería la Comisión de Relevamiento para la Recuperación de la Memoria Histórica, a cargo del Secretario Guillermo Rodolfo Oliveri.

La Comisión está integrada por los Embajadores Lilian O'Connell de Alurralde y Gregorio Jorge Dupont, y por el lado del CELS, por su Director Ejecutivo, Gastón Chillier, Valeria Barbuto y Guadalupe Basualdo.

“La Cancillería fue un puntal importante contra los que denunciaban a la dictadura”, aseguró Héctor Timerman a Página/12 y explicó que la cartera que hoy conduce tuvo el rol de “defender en el extranjero el accionar de un Estado terrorista”.

Las declaraciones de Timerman se dan un día antes de la puesta en marcha de un nuevo servicio mediante el cual la Cancillería busca hacer público su funcionamiento, y el de sus funcionarios, durante el último gobierno de facto.

“Mi esperanza es que esto le sirva a la gente para tener una idea de cómo actuaba la Cancillería en ese momento y que le sirva a los investigadores para ir cerrando pistas que ayuden a descubrir qué pasó con personas durante la dictadura”, señaló el funcionario.

Para llevar adelante el ordenamiento de más de 5.800 documentos diplomáticos, se conformó un equipo coordinado por el Secretario de Culto, Guillermo Oliveri, y el director de prensa, Marcos Lolhé, que contó con la participación de funcionarios diplomáticos e investigadores del Centro de Estudios Legales y Sociales.

La investigación y ordenamiento del material se extendió a lo largo de tres años, sin que hubiera un “direccionamiento o instrucciones” por parte de las autoridades diplomáticas, lo que permitió lograr “un trabajo profesional”.

Entre otros casos, los documentos sacan a la luz cómo la Cancillería creó oficialmente un organismo interno que permitió poner en marcha, fuera del país, agencias diplomáticas para contrarrestar las denuncias de violaciones a los derechos humanos realizadas por exiliados argentinos.

De esta manera, se puede acceder a documentos que explicitan la forma en que funcionó, por ejemplo, el Centro Piloto que montó la Marina en París y en el cual reclutó a integrantes de los grupos de tareas de la Esma, para llevar a cabo trabajos de inteligencia en la capital francesa y otras ciudades europeas.

Timerman destacó cómo a partir de estas políticas represivas, “se exportó el modelo argentino a otros países” y lo contrastó con la situación actual, en la que nuestro país “si antes exportaba represión, hoy exportamos el know how de la lucha contra la impunidad”.