26/09/2014 desde las 8.30 de Argentina

Debatirn en la ONU una resolucin de condena contra los fondos buitre

El canciller Héctor Timerman impulsará hoy en Ginebra (Suiza) una resolución en el Consejo de Derechos Humanos. Al finalizar la discusión y la votación, el responsable de la diplomacia argentina brindará una conferencia de prensa en el Salón III del Palacio de las Naciones.

Por Enviado especial


El canciller Héctor Timerman impulsará hoy en Ginebra (Suiza) una resolución en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU) contra los fondos buitre, que será debatida por la comunidad de naciones y, de ser aprobada, significará una nueva condena a los grupos especulativos.

Timerman, quien arribó a Ginebra en las primeras horas de esta mañana, participará de la 27ma. reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que desde las 13.30 hora local (8.30 de Argentina) comenzará a tratar esta resolución.

Al finalizar el debate y la votación, el responsable de la diplomacia argentina brindará una conferencia de prensa en el Salón III del Palacio de las Naciones.

En la resolución, Argentina, que cuenta con el apoyo de 74 países, denunciará los efectos de los fondos buitre sobre los derechos humanos, especialmente en los económicos, sociales, culturales y el derecho al desarrollo.

Asimismo, Argentina solicitará que el Consejo elabore un informe de investigación sobre el impacto de las actividades de los fondos buitre sobre los derechos humanos.

La resolución que presenta Argentina junto a sus países aliados se titula: “Consecuencias de la deuda externa y las obligaciones financieras internacionales conexas de los Estados para el pleno goce de todos los derechos humanos, sobre todo los derechos económicos, sociales y culturales. Las actividades de los fondos buitres”.

De ser aprobada, la ONU daría otro importante paso contra los grupos especulativos luego de la histórica resolución recientemente aprobada en la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, en donde llama a establecer un marco legal para las reestructuraciones de deuda.

El debate de una resolución en el máximo foro mundial en materia de derechos humanos apoya la línea sostenida por la Argentina, al sostener que este caso excede una problemática financiera por tratarse de un asunto político con profundas consecuencias en el ejercicio de los derechos fundamentales de las personas.

En varias oportunidades, el Consejo de Derechos Humanos remarcó los desafíos que la carga de la deuda externa representa para la plena realización de los derechos humanos al crear dificultades adicionales para los países en desarrollo, reduciendo la capacidad fiscal y contribuyendo a la extrema pobreza.