01/09/2014 selección naional

Hace 45 años, Argentina era eliminada por Perú y quedaba afuera del Mundial ’70

Un 31 de agosto de 1969, Argentina empataba 2-2 con Perú en la Bombonera y perdía la eliminatoria del Mundial de México 1970. En un intenso partido, el seleccionado albiceleste sufría una de las más duras decepciones de su historia ante un extraordinario equipo peruano que contó con jugadores de la talla de Teófilo Cubillas, Hugo Sotil, Héctor Chumpitaz y Oswaldo Felipe “Cachito” Ramírez.


México 1970 fue el último mundial en el que el equipo argentino estuvo ausente y volvería a disputar una Copa del Mundo en Alemania 1974. Así, Argentina se mantuvo presente en una cita mundial hasta el subcampeonato en Brasil 2014.   

Por ese entonces, la dictadura de Juan Carlos Onganía había intervenido la AFA en forma sucesiva desde 1966, con administraciones que arrojaron malos resultados deportivos y turbios manejos administrativos. A lo largo de 1969 hubo cuatro interventores: Armando Ruiz, Aldo Porri, Oscar Ferrari y Juan Martín Oneto Gaona. Ruiz, vinculado a Racing, asumió en enero de ese año y designó como entrenador de la Selección a una vieja gloria de su club, Humberto Maschio, a quien, a pesar de su poca experiencia como técnico, se le encargó la misión de clasificar al equipo para el Mundial. 

A modo de preparación, Argentina jugó una serie de amistosos frente a Paraguay y Chile, pero la producción de aquel conjunto fue paupérrima que Maschio presentó la renuncia, lo mismo que Ruiz, cuando faltaba un mes para las Eliminatorias. Porri fue designado como interventor y nombró como técnico a una figura histórica del fútbol argentino, Adolfo Pedernera.  

Argentina fue incluida en el Grupo 9 junto a dos rivales considerados “accesibles”: Perú y Bolivia. La improvisación, los cambios de técnico y las carencias futbolísticas hicieron que se transformaran en obstáculos insuperables. 

El debut en las eliminatorias se produjo el 27 de julio de 1969, en La Paz, ante Bolivia. El equipo albiceleste formó con Cejas, Suñé, Perfumo, Albrecht y Marzolini; Cocco, Ratín y Brindisi; Marcos, Daniel Onega y Tarabini. La altura y su bajo nivel futbolístico fueron problemas para seleccionado argentino que perdió por 3-1. 

Una semana después, en Lima, se produjeron dos variantes: Gallo reemplazó a Suñé, Basile a Albretcht, Rulli a Cocco, Pachamé a Ratín, Bernao a Marcos y Yazalde a Daniel Onega. Sin embargo, la actuación del elenco albiceleste fue paupérrima, y la derrota 1-0, ante Perú no sorprendió a nadie. En medio de un panorama complicado, el 24 de agosto, Argentina le ganó a Bolivia por 1-0, pero volvió a jugar mal y sólo llegó al gol mediante un penal convertido por Albrecht. Esa tarde, en la Bombonera, jugaron Cejas; Suñé, Perfumo, Albrecht y Marzolini; Rulli, Pachamé y Daniel Onega; Bernao, Yazalde y Más. 

El último partido, ante Perú, Argentina se jugaba una de sus pocas posibilidades para poder clasificar: la victoria obligaría a un desempate entre los tres conjuntos, mientras que un empate o una derrota significarían la eliminación de México ’70. Pero lamentablemente se dio la última opción. Cejas; Gallo, Perfumo, Albrecht y Marzolini; Rulli, Pachamé y Brindisi; Marcos, Yazalde y Tarabini fueron los once protagonistas de una las jornadas más tristes de la historia del fútbol argentino.  

Ese 31 de agosto, la Bombonera estaba repleta de hinchas que observaron de manera increíble los dos goles de Oswaldo “Cachito” Ramírez, con los que Perú alcanzó el empate 2-2 que privó a la Argentina acceder a la Copa del Mundo México ’70.