03/08/2014 concluy este fin de semana

Balance positivo para la Feria del Libro Infantil y Juvenil, desdoblada en dos sedes

Bajo el lema "¡Cronopios a leer!" concluyó este fin de semana la edición ampliada de la feria, desdoblada en dos sedes y gratuita, con más de 270 mil visitantes en El Dorrego, mientras que en Tecnópolis superó los 2 millones, teniendo en cuenta la totalidad de personas que pasaron por el predio de Villa Martelli.

En esta nueva edición de la feria, aunque con la impronta de sus 23 encuentros anteriores organizados por la Fundación El Libro, se destinaron 2907 metros cuadrados a stands, hubo 186 expositores, estuvieron presentes 175 escritores y se realizaron 402 firmas de autores, 213 talleres, 204 narraciones y 146 espectáculos.


"El balance fue positivo, las expectativas estaban tranquilas porque se trataba de una feria nueva, con dos sedes y entrada libre y gratuita", dijo en diálogo con Télam Martí­­n Gremmelspacher, vicepresidente de la Fundación El Libro y presidente interino en éstos días por licencia de Gustavo Canevaro.

"El espacio de El Dorrego funcionó muy bien; en proporción a las ediciones anteriores y teniendo en cuenta que los stands eran más chicos, las ventas estuvieron mas o menos bien. Y en la sede de Tecnópolis se superaron las expectativas en cuanto a ventas", detalló.

Por su parte, Oscar González, presidente del comité organizador del evento literario destacó que "el balance que hacemos es muy positivo, la feria alcanzó sus objetivos y las editoriales están muy conformes por la convocatoria y a nivel comercial. La idea es mantener y mejorar la propuesta año a año".

"El balance fue positivo, las expectativas estaban tranquilas porque se trataba de una feria nueva, con dos sedes y entrada libre y gratuita"


Martín Gremmelspacher, vicepresidente de la Fundación El Libro
El Dorrego, en Colegiales, registró 271.488 visitantes; en su primera semana de feria -esta sede abrió sus puertas el 14 de julio y las cerró el último sábado- recibió a 37 mil alumnos de escuelas primarias y secundarias, y participaron de las "Jornadas para Docentes y Mediadores de Lecturas" y del "Encuentro de Profesionales", 248 y 105 asistentes, respectivamente.

Por su parte, Tecnópolis -desde el 16 de julio al 3 de agosto-, que realizó la Feria del Libro Infantil y Juvenil en simultáneo a su cuarta edición de la mega muestra de ciencia y tecnología, fue sede del "Encuentro con la Literatura Infantil y Juvenil" del que participaron 75 asistentes de todo el país.

Entre los autores que se encontraron con los lectores y compartieron sus firmas en ambas sedes estuvieron Luis Pescetti, Quino, Adela Basch, Silvia Schujer, Isol, Liniers, Ana María Shua, Patricia Suárez, Marcelo Birmajer, María Cristina Ramos, Luciano Saracino, Ema Wolf, Ricardo Mariño, Chanti, Norma Huidobro, Cecilia Pisos,  Márgara Averbach y Graciela Repún, entre otros.

Además, se llevó adelante la quinta edición del Festival de Historieta (este año con el título "Rayuela de viñetas" y sólo en el espacio de Colegiales), hubo talleres de arte y ciencia para todas las edades y cursos de escritura para niños de entre 12 y 18 años, entre otras tantas de las actividades propuestas para cada día de las vacaciones de invierno.

La programación también incluyó espacios para prelectores, lectores y jóvenes, como "Zona cuentos", donde se sucedieron naracciones orales organizadas a partir de ejes temáticos (desde la reversión de cuentos clásicos hasta historias absurdas y disparatadas) o la "Zona creativa" destinada a la producción de textos y relatos.