29/07/2014 Vacaciones de Invierno

El centro de esqu "Boutique" del Cerro Bayo suma turistas con sus novedades y un programa inclusivo

Una atención personalizada e inclusiva, destinada en especial a la familia y para que nadie se prive de disfrutar la nieve por su edad o cuestiones físicas, es la característica del centro de esquí Cerro Bayo, en Neuquén, que esta temporada estrenó dos "magic carpets" para facilitar el remonte de sus pistas, en las afueras de Villa La Angostura.

Por Gustavo Espeche Ortiz


La incorporación de esas dos alfombras rodantes de 100 metros cada una, en la zona de "principiantes", es la novedad destacada de esta temporada y también la más apreciada por los amantes de la nieve, ya que de las 300 personas por hora que subían con el "poma", ahora lo hacen 1.300 en el mismo tiempo.

Luego de un inicio de temporada pobre en precipitaciones níveas, el final de julio encuentra al cerro cubierto de un buena capa blanca a partir de la cota 1.300 y con todas las pistas habilitadas y una creciente afluencia turística.

Sobre este último punto, el presidente de Cerro Bayo, Pablo Torres García, contó hoy a Télam que en las últimas jornadas "están ingresando entre 2.200 a 2.500 personas por día, con los brasileños siempre como el mayor afluente de extranjeros, seguidos de los uruguayos, aunque con un 70% de turistas nacionales".

De los visitantes argentinos, señaló que "hay un buen número de Buenos Aires -ciudad y provincia-, y también muchos de Córdoba, del alto valle de Río Negro y Neuquén y de Bahía Blanca.

El inicio de las vacaciones en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires determina la "temporada alta", ya que hasta entonces el promedio de turistas en el cerro era de entre 1.500 y 1.800 personas.

Al respecto, Torres García aclaró que "tenemos una muy alta fidelización de `nuestra gente`, porque siempre vuelven a nuestro centro de esquí debido a que, como somos un centro chico, nos decidimos por ofrecer un servicio `boutique`, muy personalizado y con opciones para que nadie de la familia quede afuera".

"Tenemos programas al alcance de todas las necesidades: hay guardería para los más pequeños; tenemos escuela de esquí para adultos, para adultos mayores, niños y gente con discapacidades, con instructores altamente capacitados", aseguró el directivo.
La posibilidad de dar una atención muy personalizada -siguió- se debe a que cuentan con un equipo permanente de 110 instructores de esquí y snowboard, entre ellos "los mejores del país para `esquí adaptado`, que se ocupan de discapacitados y adultos mayores", todos en relación de dependencia con Cerro Bayo.

Torres García puntualizó que eso permite un contacto individual o de grupos reducidos con los instructores y aclaró que en momentos pico de la temporada alta contratan más personal y "llegamos a tener 280 ó 300 instructores".

Para garantizar la seguridad de todos sus visitantes, se les suministran kits de primeros auxilios, pero también cuentan con máscaras de óxigeno, ambulancias y equipos desfibriladores para casos de urgencia, con personal entrenado.

Sobre las dos "magic carpet" que inauguraron este mes, en reemplazo del tradicional "poma", señaló que tuvieron una muy buena recepción de la gente, porque facilita el remonte y les permite estar más tiempo en la nieve.

Este equipamiento, traído de Austria, demandó una inversión de un millón de euros, y fue instalado en la cota 1.300, para beneficio de los principiantes, en especial los snowboardistas, a quienes les era muy complicado remontarse en poma con la tabla en las manos.

Cerro Bayo cuenta con 23 pistas para esquí y snowboard de diversas dificultades, desde principiantes hasta las más duras para expertos fuera de pista, a las que se puede acceder mediante una docena de medios de elevación -desde la sencilla "T-Bar" hasta telecabinas séxtuples- con capacidad para subir unas 6.300 personas por hora.

La telecabina que debía llegar al mirador de la cota 1.800 no fue inaugurada este mes -como se programaba- porque "la góndola que va a la cumbre del cerro tuvo un problema técnico y es un tramo muy complicado que va a generar una reparación que llevará tiempo, por lo que no funcionará en esta temporada", explicó Torres García.

En ese tramo, organizaron caminatas de unos 20 minutos desde la cota 1.700, que se hacen con guía y los esquíes al hombro hasta la pista Provinciales, desde donde se puede practicar "fuera de pista".

El cerro ofrece vistas panorámicas del lago Nahuel Huapi, con Villa La Angostura en su costa y la cordillera en el horizonte, desde todas sus pistas, escuelas de esquí y restoranes y comederos.

Este centro de esquí de 200 hectáreas se encuentra a 9 kilómetros de Villa La Angostura, por camino asfaltado, y a 90 kilómetros de San Carlos de Bariloche, por donde llega la mayoría de sus visitantes que se traslada en avión.