04/07/2014 Innovacin

Tacho Piola, el basurero inteligente que separa residuos reciclables

Tres programadores de software desarrollaron un tacho de basura “inteligente”, equipado con un brazo mecánico que separa las botellas del resto de los residuos, y buscan implementarlo en algunos lugares de la Ciudad de Buenos Aires.



“Tacho Piola” es un contenedor de basura que lee los desperdicios que tiran las personas gracias a un sistema hecho con una placa Arduino (una plataforma de hardware libre para electrónica) conectada a un sensor de ultrasonido, mientras que un brazo servomecánico separa las botellas del resto de los desechos.

La idea del dispositivo es, mediante “una forma lúdica, mostrar lo fácil que es separar la basura”, según informó a Télam Martín Rabaglia, quien desarrolló el dispositivo junto con Lourdes Montano e Iván Roumec, compañeros de trabajo en la agencia digital R/GA.

Los creadores de ese artefacto buscan ir “un paso más allá de lo que es información sobre el reciclado, tratando de promover un cambio en los hábitos y en las conductas de las personas”, según explicaron.

Por eso, su objetivo no es instalar los “Tachos Piola” en toda la ciudad sino ubicarlos en lugares como estaciones de subte, a la salida de recitales masivos o en supermercados, de manera de “mostrar masivamente que el buen manejo de la basura es útil y vale la pena”, explicaron.

Además, quieren incentivar su uso mediante un sistema que le permita a quienes lo utilicen canjear gramos de basura reciclable (o reutilizable) por puntos en su tarjeta Sube o Monedero, para lo que están “en tratativas con algunos actores” para avanzar en su implementación.

Primer prototipo de "Tacho Piola"
Primer prototipo de "Tacho Piola"


“El centro de la estrategia consiste en que una persona se sienta incentivada a reforzar un hábito positivo premiándola y ofreciéndole la oportunidad de competir contra los demás reciclando, reduciendo o reutilizando la basura”, explicaron los jóvenes.

“Estamos trabajando con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para ver cómo podemos implementar una experiencia piloto”, señaló Rabaglia, y explicó que en un principio se trataría de “algo chiquito, para ver cómo responden los vecinos”.

Los jóvenes desarrollaron un prototipo del “Tacho Piola” durante el “BA Hackatón 2014” -organizado bajo la consigna de generar un proyecto inteligente que tuviera en cuenta los residuos reutilizables o reciclables que se generan en Buenos Aires- y ganaron el evento.

Comentarios