27/04/2014 planificacin federal

"En el primer trimestre ya invertimos en obras un 49% ms que en 2013"

El ministro Julio De Vido desmintió hoy la nota del diario La Nación que afirma que la obra pública "está paralizada" y aseguró que en los tres primeros meses de 2014 se ejecutaron 11.300 millones de pesos.


Esa cifra representa "un 49 por ciento más respecto de los 7.600 millones invertidos en el mismo período del año anterior", explicó el titular de la cartera de Planificación Federal. 

"Opinar livianamente que la obra pública se encuentra paralizada por falta de fondos basándose en chismes de pasillo, demuestra el poco rigor con el que se informa", expresó el ministro al desmentir la nota de tapa de La Nación de hoy titulada "La obra pública está paralizada por la falta de fondos y la inflación".

De Vido señaló que "es el mismo rigor que muestran cuando difunden estudios sobre la pobreza que no tienen ningún sustento técnico, ya que que no hay forma de negar todo lo que se ha avanzado".

"Basta con tomar los 400.000 empleos que, motorizada fuertemente por la inversión pública, creó la industria de la construcción para tener una dimensión cabal de las políticas activas para darle batalla a la pobreza que se aplican desde el 2003".

Remarcó que "no existe ninguna parálisis en la obra pública, por el contrario, se han incrementado considerablemente los recursos y su ejecución respecto al año pasado".

Detalló que durante 2013 se invirtieron 44.000 millones de pesos y para este año 2014 se tiene presupuestado invertir 59.000 millones en obra pública, es decir que se destinará 35 por ciento más de recursos de un año a otro. 

Respecto a la actualización de los precios de contratos de obra pública, el ministro explicó que "nosotros continuamos trabajando con el decreto 1295/2002, previo a nuestra gestión, que estipula la metodología para la actualización de los montos de las obras cuando los principales componentes reflejen una variación promedio superior al 10 por ciento".

"Esta metodología se desarrolla con total normalidad y de ninguna manera existen razones técnicas para que incida negativamente en la ejecución de la obra pública", aseguró.

Asimismo, De Vido destacó que mañana realizarán en Bariloche un encuentro del Consejo Federal de la Cámara Argentina de la Construcción, organizado por el mayor gremio empresario de la construcción, al que fueron invitados funcionarios del ministerio de Planificación Federal, y en el que no se ha incluido en la agenda de temas a tratar ninguno de estos supuestos problemas referidos en la nota.

"Debe ser que el sector comprende y acompaña las políticas nacionales implementadas que han permitido que las empresas constructoras pasen de 11.801 en 2003 a 25.556", expresó.

"Si hay un hecho que ha diferenciado a nuestra gestión de anteriores, es que las obras iniciadas se finalizan, desde el 2003 hemos finalizado más de 20.000 obras, no sólo nuevos proyectos como las centrales térmicas San Martín y Belgrano sino que hemos terminado obras que estaban abandonadas como Yacyertá y Atucha II, al tiempo que pusimos en marcha y concluimos otras que apenas habían comenzado como la Autopista Rosario-Córdoba", aseguró De Vido.

El ministro recordó que desde 2003 "se han terminado 1.828 kilómetros de autopistas y autovías, agua potable y cloacas a 9 millones de personas, un millón de soluciones habitacionales, 1.722 escuelas y jardines,  210 obras infraestructura universitaria, 8.700 megavatios de generación eléctrica, 5.000 kilómetros de líneas de alta tensión y 27.000 kilómetros de fibra óptica y 85 estaciones de Televisión Digital Abierta, entre tantos muchos otros logros".

Estos logros "no son casualidad, obedecen a la planificación estratégica y a la decisión de la presidenta de la Nación de colocar a la inversión pública como una prioridad para mejorar la calidad de vida de los argentinos y potenciar el desarrollo de todas las regiones", concluyó.