09/04/2014 megaoperativo

Berni: El “desembarco pacífico” de fuerzas federales en Rosario servirá para “bajar índices de violencia”

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, afirmó tras 89 allanamientos realizados en Rosario contra el narcotráfico, que el "desembarco pacífico" en esa ciudad de 2.000 efectivos de Gendarmería y Prefectura servirá para "bajar los índices de violencia" en la zona.


"Nuestro sistema de operación que venimos implementado es trabajar deteniendo narcotraficantes con investigación pero, sobre todo, con paz social, sin afectar a la sociedad civil, y eso fue un éxito", señaló esta noche a la prensa el funcionario nacional.

Berni formuló estas declaraciones junto al gobernador santafesino Antonio Bonaftti al concluir una serie de allanamientos en distintos barrios de Rosario en los que participaron las fuerzas federales junto a la santafesina.

"Estamos capacitando a la Policía de Santa Fe con la experiencia del Cuerpo de Prevención Barrial de la Policía Federal y vamos a estar en los próximos meses colaborando con el gobernador de acuerdo a su solicitud y entendemos que esto va a ser muy beneficioso, por sobre todas las cosas, para bajar los índices de violencia de la ciudad de Rosario", explicó el secretario.

Para Berni, la lucha contra el narcotráfico tiene "muchos escalones": el primero fue detener a los "grandes proveedores" como "Delfín" Zacarías (detenido el año pasado en el "Operativo Flipper”) y ahora ocupar "el territorio pacíficamente a través de las investigaciones y los allanamientos".

"Es una operación que ha llevado más de tres mil hombres, que ha tenido una logística que pasó desapercibida ante los ojos de la sociedad para obviamente no alertar los lugares que veníamos a allanar", destacó Berni, quien consideró que lograron los "resultados esperados".

Y en ese sentido aseguró que se trata del "operativo más grande de la historia argentina con el objetivo de pacificar el área de Rosario".

Respecto del entrenamiento a las fuerzas provinciales, Berni detalló que con ello se busca tener "una Policía que se acerque a los vecinos" que esté "en el lugar de los conflictos e ir ocupando los lugares que anteriormente ocupaban los narcotraficantes".

"No vinimos a buscar cantidad de droga, vinimos a hacer el desembarco pacífico porque no podíamos poner a la Gendarmería en un lugar donde había armas, gente con ametralladoras, chicos menores", señaló Berni, quien aclaró que los resultados se "ven con el correr del tiempo".

Si bien sostuvo que los resultados de los allanamientos los valorará la Justicia, confirmó que "hay detenidos y droga incautada".

Y sobre cuánto durará la estadía de las fuerzas federales en Rosario, Berni respondió que "van a estar, varios meses, el tiempo que sea necesario", lo que están "acordando con el gobernador".

"A partir de hoy quedan mil quinientos efectivos de Gendarmería y quinientos de Prefectura", afirmó el secretario y por último remarcó: "Esto no habría sido posible sin el trabajo de la Justicia".