07/04/2014 Rosario Central

"Seguir mientras sea feliz, pero lo de picar los penales lo archiv"

El delantero de Rosario Central Sebastián Abreu aseguró que a los 37 años no le pone plazos al final de su carrera, porque alguna vez el español Pep Guardiola le aconsejó que había "que seguir mientras fuera feliz".

 "Una vez Pep Guardiola me dijo que no debía dejar el fútbol mientras fuera feliz jugándolo y eso es lo que voy a hacer. Por eso, a pesar de que estoy próximo a cumplir 38 años, no me pongo plazos para retirarme, ya que no solamente disfruto de los partidos, sino del día a día de los entrenamientos", reconoció.

"Y esto lo hago extensivo a eso de picar la pelota en los penales, que terminó siendo algo que me identificaba. Pero después de aquel partido con Ghana en el Mundial de Sudáfrica, que para mi fue vivir lo máximo, es difícil volver a hacerlo. Eso es algo que debe quedar en el recuerdo", advirtió.

Abreu compartió equipo "durante seis meses" con el hoy entrenador de Bayern Munich en el Dorados de Culiacán mexicano y confiesa que durante ese breve lapso fue "una esponja" absorbiendo sus conocimientos.

"Es que para archivar la `picada` también tengo en cuenta algo que él me dijo una vez: `a los leones hay que darles de comer dentro de la jaula, porque afuera te devoran`. Eso, traducido, es que si vuelvo a picarla y me lo atajan, pierdo lo que viví", apuntó.

"A pesar de que estoy próximo a cumplir 38 años, no me pongo plazos para retirarme, ya que no solamente disfruto de los partidos, sino del día a día de los entrenamientos"


Sebastián Abreu
"Cuando jugaba conmigo ya se veía que tenía pasta de técnico y yo aprendía mucho de él, como por ejemplo recibir con los dos perfiles", resaltó.

El uruguayo está en Rosario Central a préstamo de Nacional de Montevideo, el club de sus amores, pero hoy vive "al máximo" este presente en el `canalla`, algo que se advirtió claramente en el clásico de la víspera que su equipo le ganó 1 a 0 a Newell`s.

"La de ayer fue una alegría súper disfrutable pero también pasajera, porque ya hay que ponerse a pensar en el partido del viernes con Belgrano. Sería muy bueno clasificarnos para la Copa Sudamericana ahora que estamos solamente a cuatro puntos de salvarnos definitivamente del descenso", apuntó.

"Y ojalá que en ese partido pueda estar (Mauricio) Caranta, porque el árbitro (Patricio) Loustau le pidió disculpas después que le mostró ayer la que fue su quinta tarjeta amarilla. Lo que vivió fue horrible, algo fuera de contexto. Uno se acostumbra a las puteadas, pero lo que le dijeron a él pasó el límite", reveló.

El ex San Lorenzo y River Plate remarcó que sería "un buen ejemplo que le quitaran esa amonestación a Caranta", quien perdió el control cuando un `alcanzapelotas` de Newell`s lo provocó con una referencia a un familiar cercano.

"El día que deje de jugar voy a ser entrenador. Es mi ilusión. Aprendí mucho del uruguayo Hugo De León, del chileno Manuel Pellagrini, de Oscar Tabárez, de Miguel Russo y, lo dicho, de Guardiola", refirió.

"Pero ahora quiero disfrutar de este presente en Central, donde me siento bien jugando junto a Franco Niell, Gonzalo Castillejos o Walter Acuña como segundos puntas, porque cuando lo hice con cada uno de ellos, siempre le fue bien al equipo. Yo disfruto del entrenamiento específico y del invisible. Por eso sigo", concluyó.