13/03/2014 vigilancia en internet

Google encripta las bsquedas para sortear la vigilancia en la red

Como consecuencia del espionaje realizado en países como China o por organismos como la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (NSA), el popular buscador comenzó a codificar las búsquedas que realizan los usuarios.



El cifrado de búsquedas permite dificultar las tareas de seguimiento a los usuarios que llevan adelante organismos de vigilancia. Desde Google sostienen que la implementación de esta tecnología es parte de una medida que tendrá expansión global y fue diseñada "para frustrar agencias gubernamentales de inteligencia, policías y hackers que, con las herramientas disponibles, pueden ver correos electrónicos, búsquedas o video chats, cuando esos contenidos no están protegidos", según informó hoy el diario estadounidense The Washington Post.

Muchos países, como China, sostienen métodos de censura en Internet que impiden, por ejemplo, realizar búsquedas de información políticamente sensibles, como "Dalai Lama" o "Plaza de Tian'anmen". La encriptación convierte esas búsquedas en cadenas indescifrables de números y letras.

Con el cifrado de las búsquedas se espera que los ciudadanos chinos (y de otras naciones que utilizan sistemas de censura similares) puedan sortear los bloqueos y utilizar los servicios web en su totalidad. Aunque esos Estados puedan dar de baja por completo las páginas web, como ocurre actualmente en el gigante asíatico con Youtube, Wikipedia, Twitter, entre otros.

"Las revelaciones (de Edward Snowen sobre las actividades de la NSA) subrayaron nuestra necesidad de fortalecer nuestras redes. Entre las muchas mejoras que hemos hecho en los últimos meses está la de encriptar Google Search por defecto en todo el mundo", sostuvo una vocera de Google al matutino estadounidense.

"Nuestro trabajo durante los últimos años se basó en aumentar el número de servicios que se cifran de forma predeterminada y también alientar a la industria a adoptar normas de seguridad más fuertes", agregó.

Comentarios