06/02/2014 nieta nmero 110

"Esto fue un embarazo de 37 aos que hoy dio a luz", dijo un familiar de la nieta recuperada

Ricardo Gutiérrez, tío de la nieta 110 en recuperar su identidad, se refirió así a su sobrina, hija de su hermano Oscar Rómulo Gutiérrez y de Liliana Isabel Acuña, ambos militantes de Montoneros.

 
 Liliana, que estudió la carrera de Veterinaria y luego pasó a Agronomía, tenía 24 años cuando fue secuestrada el 26 de agosto de 1976 en el partido de San Justo, junto a su compañero Oscar, que era sociólogo y trabajaba como empleado administrativo de una empresa metalúrgica.

En ese entonces el embarazo de Liliana llegaba al quinto mes y la pareja fue trasladada al sótano de la Comisaría 4° del partido de San Isidro, en un sector que dependía directamente del Área 420 del Ejército Argentino, bajo jurisdicción de la Escuela de Comunicaciones de Campo de Mayo.

A través de un agente de esa comisaría, los familiares de Liliana y Oscar pudieron saber que los jóvenes estaban con vida y que el embarazo seguía adelante, según informaron hoy las Abuelas mediante un comunicado de prensa.

Fue el mismo agente el que tiempo después le contó a los familiares que Liliana había dado a luz a una nena en San Martín, en diciembre de 1976 o enero de 1977.

Una vez que desde la Comisaría supieron que los familiares de Liliana y Oscar sabían de las condiciones en las que se encontraban y que el embarazo seguía adelante, los jóvenes fueron trasladados a un lugar desconocido.

En el comunicado, se informó que los padres de la joven permanecen desaparecidos pero se resaltó que "gracias a los avances de la Justicia, el caso de Oscar y Liliana permitió que Santiago Omar Riveros fuera condenado en 2013 durante el juicio por los crímenes de Campo de Mayo".

Finalmente, la nieta número 110 es la joven que se presentó el 31 de octubre del año pasado a Abuelas con dudas sobre su identidad y relató que quien figuraba como su madre en la partida de nacimiento le habí­a contado que el 31 de diciembre de 1976 habí­a sido entregada por personal de la Policí­a Bonaerense a quien figuraba como su padre, también miembro de esa fuerza.

Luego de su acercamiento a Abuelas, la joven fue derivada prontamente a la Conadi y, el 8 de noviembre de 2013, el Banco Nacional de Datos Genéticos realizó el análisis de ADN y ayer ese organismo informó el resultado, que confirmó que era hija de Oscar y Liliana.