22/12/2013 microemprendimientos

Cada vez ms gente elige comprar para las Fiestas los productos de la economa social y solidaria

Los productos de la economía social y solidaria en distintos lugares del país son cada vez más elegidos para compartir en la mesa navideña o para regalar, al impulso de proyectos educativos, gestiones estatales y microemprendedores.

Las canastas navideñas preparadas por la cooperativa de consumo Consol, con productos elaborados por empresas sociales y solidarias "están casi agotadas y son un éxito", contó a Télam Alejandro Quintela, dirigente de la entidad.

En los canastos hay pan dulce y budines de la cooperativa Azul, una panadería recuperada por sus trabajadores; y turrones, maní, garrapiñadas, lentejas y almendras con chocolate de Arrufat, empresa con 80 años de experiencia que, desde 2009, es gestionada por los empleados.

También contiene vino y champagne de la Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Fecovita) que agrupa a más de 5000 productores y elaboradores del sector.

Para comprar esta opción solidaria hay que llamar al teléfono celular 011- 15-5021-6795, escribir al correo electrónico: pedidos@consumosolidario.com.ar donde también se pueden consultar las sedes de los focos de consumo de Consol en la Ciudad de Buenos Aires.

En el norte del país, en la localidad misionera El Soberbio, ubicada a orillas del río Uruguay, se está realizando una feria de Navidad donde se comercializan artesanías realizadas por alumnos de una escuela, artesanos locales, mujeres de una ONG y de la comunidad originaria Mbya Guaraní, compartió con Télam, Alejandra Rosi, una de las coordinadoras del emprendimiento.

Una de las novedades de esta experiencia es que gran parte de los alimentos y objetos que se pueden comprar son elaborados por alumnos de la escuela rural Educación Para las Primaveras, un establecimiento adherido a Unesco, la organización de Naciones Unidas para la educación.

Allí la escolaridad es integral ya que el arte, la producción orgánica, la educación ambiental, el cooperativismo, la cultura del trabajo y otros valores son parte del aprendizaje diario.

En tanto, en el conurbano bonaerense, la plaza San Martín de Morón es el escenario donde emprendedores sociales venderán sus producciones hasta mañana, gracias al apoyo del municipio local.

Ruanas, chales, alpargatas; indumentaria, artículos de lencería; espejos con marcos artesanales, fanales, platos, porta sahumerios; objetos para decoración; bijouterie con técnica de vitrofusión y en plata y una serie de productos para chicos son parte de la oferta de esta feria.

La iniciativa es parte de Eme Marca Colectiva, un proyecto creado y subsidiado por el municipio de Morón para comercializar productos de emprendimientos autogestivos y cooperativas del partido, en el marco del fomento a la economía social.

También en La Rioja la Navidad es la oportunidad que encontraron los jóvenes que concurren a una escuela especial de formación laboral para vender el pan dulce que elaboraron con el fin de recolectar dinero para comprar aires acondicionados.

Se pueden conseguir en un stand montado en la plaza 25 de Mayo de la capital riojana.

Mar del Plata es otra ciudad donde se realizará hasta mañana, en la Plaza del Agua, una feria de economía social donde 80 microemprendedores comercializarán artículos de marroquinería, indumentaria, juguetes, objetos de decoración, accesorios y  chocolates, licores, budines, pan dulce, miel, quesos y productos frutihortícolas agroecológicos.