28/11/2013 energía

Kicillof aseguró que los subsidios a la energía son el “vector de competitividad y distribución” del ingreso del modelo

El ministro de Economía, Axel Kicillof, aseveró que el Gobierno nacional está "muy seguro" de la política de subsidios seguida en la última década porque entiende que "es un vector de competitividad" para la producción y "un vector de distribución del ingreso".

En un tramo de la conferencia de prensa que ofreció junto al ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, para anunciar un plan de incentivos a la producción de gas, Kicillof defendió la política de subsidios vigente desde 2003 como "uno de los pilares del modelo de crecimiento con inclusión social".

"Estamos muy seguros de nuestra política de subsidios porque es un vector de competitividad importante para el crecimiento y es un vector de distribución del ingreso y, por tanto, de inclusión social", enfatizó el ministro.

"Estamos tan convencidos de eso -continuó- como que ese crecimiento enorme, gigantesco de la economía presionó fuertemente sobre la oferta energética, de forma tal que hoy estamos en un país de yacimientos básicamente maduros con la necesidad de acelerar los proyectos de exploración".

Al admitir que "a veces fue muy criticada la política de subsidios" de los gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner, Kicillof destacó que van en contra del pensamiento que pregona "cobrarle a todo el mundo la energía lo que vale y lo que vale es lo que la cobra el mercado mundial".

"Imagínense si tuviéramos que someter a nuestra industria y a nuestro pueblo a las oscilaciones de los precios internacionales, movimientos que no son solo de carácter económico, sino muchas veces de carácter financiero especulativo que afecta el precio de los combustibles, de las naftas o el gas a escala internacional", planteó respecto al futuro de los precios de los combustibles y los subsidios a la energía.