24/11/2013 industria

"No puede ser que haya empresarios que utilicen el pas como un hotel", consider el presidente de Aluar

Javier Madanes Quintanilla cuestionó que empresarios "utilicen al país como un hotel, con una mirada especulativa y después se desarrollen afuera sin invertir en la Argentina" y consideró que "la dirigencia empresaria tiene que democratizarse".

En una entrevista publicada hoy en Tiempo Argentino, Madanes señaló que "después de la crisis de 2001 se hicieron muchas cosas para mejorar la situación económica; ahora tenemos una oportunidad para sentarnos a debatir el país para los próximos 10 o 20 años".

"Espero que hayamos aprendido la lección (de la crisis de 2001); de todos modos, algunos siguen pensando en la Argentina que hay que hacer el ajuste y quieren hacerlo, yo en cambio creo que hay que sentarse y buscar soluciones a los problemas para que no nos condicionen", dijo el líder del Grupo Fate-Aluar.

En ese sentido, agregó que Argentina tiene la oportunidad de "pensar el país para adelante", y consideró que para eso hacen falta "los tres actores, los empresarios, los trabajadores y el Estado en la misma mesa".

El empresario observó que "si pensamos un país para los 40 millones de argentinos tenemos que incorporar a todos los sectores".

Criticó que "no puede ser que haya empresarios que utilicen al país como un hotel, con una mirada especulativa y después se desarrollen afuera sin invertir en la Argentina"

Asimismo, consideró que "la dirigencia empresaria tiene que democratizarse" y apuntó que "la principal entidad gremial empresaria (NdR: la Unión Industrial Argentina) elige su conducción a partir de un acuerdo de dos líneas internas que se alternan en el poder y que poco tienen que ver con el pensamiento de las cientos de entidades empresarias de todo el país".

"Si uno tiene el sillón garantizado se siente cómodo y rinde menos; no puede ser que pidamos más democracia y no estemos dispuestos a democratizar la elección de autoridades en la entidad que representa a los industriales", opinó.

En ese sentido, dijo que "la debilidad de la dirección empresaria también está emparentada con la extranjerización de la economía: hoy el 85% de la economía argentina está extranjerizada y eso condiciona la construcción de una dirigencia empresaria fuerte en el país", concluyó.

Javier Madanes Quintanilla preside Aluminios Argentinos (Aluar), la empresa creada en 1974 por el entonces ministro de Economía José Ber Gelbard, con una mirada estratégica para desarrollar la producción de ese insumo clave para la economía nacional. Para ampliar la planta de Puerto Madryn, Aluar concretó la segunda inversión industrial más importante de la última década, con un desembolso de 1800 millones de dólares. 
etiquetas