16/11/2013 traduccin

Un libro compara dos versiones de "El doble" de Dostoievski

El libro "El doble" en sus dos versiones -las de 1846 y 1866-, de Fiódor Dostoievski, aparece ahora en una traducción de Alejandro Ariel González, quien realiza una exégesis de los dos textos, además de situar la obra en el marco de su tiempo y exponer las opiniones a favor o en contra, vinculadas a la cambiante realidad rusa.

El argumento es aparentemente simple: A. Goliadkin es un gris funcionario de la burocracia rusa en los días del Zar Nicolás I a quien le impiden entrar a una fiesta. Frente a la sensación de discriminación que siente aparece otro personaje, idéntico a él.

En una extensa introducción, González menciona los interrogantes de la trama: "¿Goliadkin menor es real? ¿Es una alucinación? ¿Es una proyección? ¿Sólo Goliadkin ve a su doble o también lo ven los otros personajes? ¿Las cartas que escribe y recibe son reales o imaginarias? ¿Hay una conspiración en su contra o todo es producto de su perturbada psiquis? ¿Realidad y delirio se funden?". 

Con respecto a la interpretación de la obra, González inquiere  si la novela es sólo la historia de una locura (el protagonista  sufre de paranoia o esquizofrenia, manía de grandeza), o un relato fantástico (de ser así qué representa la figura del doble).

Y precisa las cuestiones que están en el centro del debate: desdoblamiento de la personalidad o duplicación; crítica social, novela de tesis o parodia.

En el libro se desgrana el contexto histórico imperante cuando se publicó la obra en 1846 y surge la figura de Pedro El Grande (1696-1725) cuyo objetivo estuvo centrado en la modernización de Rusia, frente a una sociedad tradicionalista y patriarcal.

Durante ese período nace la ciudad de San Petersburgo, siempre en contraposición con Moscú. Y se sanciona la Tabla de rangos (una nómina de posiciones en el servicio al Estado) "que se mostró efectiva para minar el poder de la nobleza, pero a la vez creó un sistema burocrático gigantesco y asfixiante", resume el responsable de esta edición crítica en castellano.

A su juicio, estos dos elementos son fundamentales "porque atraviesan de lado a lado la psicología y la caracterización de los personajes, así como la concepción misma de la obra".

Dostoievski muestra una valoración negativa de la reforma de Pedro, que para el pueblo tenía un carácter "extranjerizante" y además el escritor ruso pensaba que produjo una "disgregación moral en la vida social".

El paisaje social e ideológico de "El doble" presenta una sociedad fragmentada, piramidal, en la que los sectores medios ambicionan parecerse a los miembros de la nobleza ilustrada.

Además, el crítico analiza las corrientes literarias que están en la base de la novela: la romántica con su tratamiento de la duplicidad humana y la realista, que en Rusia venia ganando espacio desde la revista Anales Patrios.

Cuando Dostoievski escribe "El doble" ya existía una larga tradición literaria sobre este tópico conocida por el escritor que intenta combinar "el marco burocrático propio de la escuela natural y el romanticismo fantástico encarnado en la figura del doble", sintetiza González.

La publicación de la novela que había suscitado grandes expectativas en el escritor y en sus lectores, luego de la aparición y el éxito de "Pobres gentes", fue un fracaso total.

"La idea de que he defraudado las expectativas y estropeado una cosa que podría haber sido grande me mata. Goliadkin me resulta odioso. Hay mucho en él escrito a las apuradas y en estado de extenuación. La primera mitad es mejor que la segunda. Junto a páginas brillantes hay basura, porquería, se revuelve el estómago, no dan ganas de leerlo", escribe Dostoievski (1821-1881).

El año de la publicación, el escritor manifiesta su intención de reescribirla, pero "El doble" no forma parte de sus Obras Completas, publicadas en 1860. 

Paralelamente, el ruso comienza a apuntar una serie de consideraciones a tener en cuenta en la reescritura de "El doble", que dan cuenta de sus nuevas inquietudes ideológicas y artísticas.

Modificación de subtítulos, aligeramiento del relato y cambios significativos a partir del capítulo X, son las principales diferencias entre la primera versión y la segunda. Lo que subraya el prologuista es que el libro de 1866 tiene "detalles confusos, episodios algo extraños, reacciones no del todo claras" e incorpora varios ejemplos ilustrativos de estas aseveraciones.

Aparte, los críticos no coinciden en sus opiniones en relación a esta reescritura, algunos ven un intento de psicologizar el relato y darle tintes realistas y otros piensan que Dostoievski quiso poner más de relieve su dimensión fantástica. "No agrega nada esencial", sentencia González.

El prologo de este libro añade una historia de la crítica acerca de la novela, según la cual ésta ha girado sobre tres núcleos problemáticos: la concepción de la persona humana, el problema de la duplicidad y la naturaleza de lo fantástico en el relato.

Por último, en la traducción se ha intentado conservar los rasgos estilísticos del texto original, así como mantener el registro oral y prestar atención a los refranes. "El habla de Goliadkin está atravesada de expresiones coloquiales, dichos y proverbios no siempre empleados en el momento oportuno, lo que enfatiza lo caótico de su pensamiento y lo descuidado de su habla", señala el estudioso.

En cuanto a la organización comparativa de ambas versiones, en el material, del capítulo I al IX, el lector podrá leer el cuerpo de la página la edición de 1866 y en notas al pie, las diferencias con la primera edición de 1846. 

A partir del capítulo X fue necesario separar ambos ediciones: primero los capítulos X-XIII (versión 1866) y luego los capítulos X-XIV (1846). También, se incluye en este libro, recién publicado por Eterna Cadencia, los borradores para la reelaboración de "El doble". 
etiquetas