10/11/2013 para implementarse en enero

Lagarde eleva el informe sobre el nuevo IPC nacional de Argentina al directorio del FMI

La titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, elevará el miércoles el informe respecto a los avances en la elaboración del nuevo indicador de precios nacional, en una muestra de sintonía con las políticas del gobierno argentino, que trabaja en los detalles finales para que en enero próximo comience a implementarse de manera efectiva.

El jueves pasado, el vocero del FMI, Gerry Rice, volvió a resaltar el "diálogo constructivo" que existe actualmente en la relación bilateral.

Los mismos términos fueron empleados en octubre pasado por el director para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, para referirse a la Argentina.

Esta actitud marca un fuerte contraste cuando hace apenas un año, se hablaba de una "tarjeta roja" para sancionar al país.

Desde el equipo económico apuestan a que, con estos avances y el mayor nivel de diálogo, el Directorio del Fondo descarte cualquier idea de sanción y elimine por completo el estigma de la moción de censura que aplicó en febrero último.

Rice reveló el pasado jueves que el equipo técnico del organismo elevará el documento con los avances del país respecto de "adecuar, de acuerdo a estándares internacionales, el Índice de Precios al Consumidor Nacional y el correspondiente a Producto Bruto Interno".

Agregó que "en base a este informe el Directorio revisará la situación de las estadísticas argentinas teniendo en cuenta los procedimientos en base a los procedimientos del FMI".

Rice señaló que el informe contiene las conversaciones mantenidas tanto por las autoridades argentinas como por los técnicos del Fondo, si bien dejó en suspenso los detalles.

Asimismo, el funcionario del FMI sostuvo que no está decidido aún cuándo el directorio tratará el caso, y tanto fuentes del equipo económico como del FMI no descartaron que la fecha sea febrero próximo.

"Aún no tenemos la fecha de cuándo el directorio se reunirá para analizar el informe sobre las estadísticas argentinas", dijo Rice.

La lógica que prima para que el directorio trate el año próximo el indicador es que el mismo sería presentado oficialmente a fin de año, y "el primer mes de relevamiento con el nuevo indicador sería enero, por lo que el primer resultado del nuevo IPCnu se conocería recién en febrero", explicaron las mismas fuentes a Télam.

El Fondo Monetario también ponderó los avances en el PIB (lo que produce toda la economía nacional), que tienen que ver con los cambios en el año base que utiliza el INDEC para su elaboración.

El año base será actualizado en marzo próximo, y será reemplazado por la base de datos de 2004, que será la nueva referencia para efectuar las comparaciones.

En las conversaciones que el FMI mantuvo con el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, y el equipo técnico del INDEC, Ana María Edwin y Norberto Itzcovich, en Washington, durante la última Asamblea Anual celebrada a mediados de octubre, el Fondo "demostró su beneplácito en que la Argentina actualice el año base, desde el punto de vista de que desde hace 20 años que eso no se hacía", reconocieron las mismas fuentes.

Lorenzino llevó a esa cumbre un dato clave, que le garantizará al FMI la base de consenso para darle carácter federal al indicador: la firma de las 23 provincias de la Argentina, que acordaron colaborar con un indicador de carácter nacional y federal.

Se trata de la cooperación de todas las provincias menos el distrito de Capital Federal. Pero la fuentes oficiales explicaron que el INDEC tiene personal técnico en Buenos Aires, sede del cuartel general del instituto nacional de estadística, y no es necesario firmar ningún acuerdo de cooperación para garantizar su éxito.

La Ciudad de Buenos Aires, que este año puso en marcha su medición propia de precios, no adhirió al nuevo indicador nacional.

Hace apenas unos días se conoció que el Ministerio de Economía estará al frente del IPCnu, cuando se informó oficialmente que los técnicos abocados a la confección del nuevo índice trabajarán en oficinas dependientes del Palacio de Hacienda ubicadas en Paseo Colón y Carlos Calvo y no en el edificio del Instituto Nacional de Estadística y Censos.

"Al marco institucional y a los valiosos recursos humanos, se le incorporará una nueva infraestructura con la tecnología necesaria para el volumen de operaciones y análisis que se requiere. Es una inversión fundamental para un insumo clave en el desarrollo de las políticas públicas y el desarrollo económico", Lorenzino, tras recorrer las instalaciones junto a Edwin e Itzcovich.