Internacional

29-10-2013 13:51 - tensión en el Pacífico

El gobierno mexicano envió cinco mil efectivos a Michoacán para detener los atantados dinamiteros

El gobierno mexicano envió al menos 5.000 policías y militares al estado sureño de Michoacán para detener a los responsables de los atentados dinamiteros del domingo, cuando fueron atacadas estaciones eléctricas en ciudades de 14 municipios e incendiadas varias estaciones de servicio.

Telam SE
29-10-2013 | 13:51

La situación en esa conflictiva zona costera con el Pacífico es de "alerta máxima" debido a los actos de "vandalismo", como los calificó el gobierno, aunque algunos de los titulares de los diarios locales los llamaron "terroristas".

Grupos de autodefensa (paramilitares) en la zona de Tierra Caliente de Michoacán, donde abundan los cultivos de marihuana, y el trasiego de otras drogas, acusaron al cártel conocido como "Los Caballeros Templarios", de los ataques contra las subestaciones eléctricas, que dejaron a miles de personas en tinieblas.

El operativo de seguridad incluye sobrevuelos, patrullajes permanentes, puestos de control y el resguardo de instalaciones estratégicas, sobre todo de las gubernamentales Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petroleros Mexicanos (PEMEX).

Los elementos "trabajan de manera coordinada para restablecer la seguridad y dar tranquilidad a la población", dijeron fuentes oficiales citadas por la agencia Ansa.

En total, 18 instalaciones de la CFE fueron atacadas en por lo menos 14 municipios de todo el estado.

El artículo 139 del Código Penal establece que este tipo de acciones pueden encuadrarse como "terrorismo" por el uso de explosivos o armas de fuego en contra de personas, cosas o servicios públicos.

También te puede interesar