11/10/2013 Italia

El criminal nazi Erich Priebke muri a los 100 aos

El ex oficial de las SS cumplía una condena a cadena perpetua por la Masacre de las Fosas Adreatinas. Vivió muchos años en Bariloche, de donde fue extraditado a Italia en 1995.



La muerte de Priebke, ocurrida en su domicilio en la capital italiana, fue anunciada por su abogado Paolo Giachini, quien confirmó que el ex capitán de la unidad paramilitar del Partido Nazi alemán dejó como legado "una entrevista y un vídeo". Se trata, según Giachini, de "un testamento humano y político".

Priebke vivió muchos años en Bariloche, Argentina, ocultando su pasado nazi, y en el año 1995 fue extraditado a Italia, donde quedó bajo arresto domiciliario, recordaron las agencias de noticias DPA y EFE.

Consultada por Télam ante la noticia de la muerte de Priebke, la intendenta de Bariloche, María Eugenia Martini, repudió enfáticamente la figura del ex SS, y dijo que su vínculo con Bariloche "nos sirve para repensar formas modernas de discriminación que persisten en la sociedad".

Aunque Martini descartó que hubiera hoy en esa ciudad más que "algunas personas nazis o de ideología genocida", agregó que es "gravísimo" que haya aún "formas de discriminación igualmente nefastas", como "personas que no consiguen trabajo a veces por simple portación de cara o por una pertenencia social".

Priebke, berlinés de nacimiento, fue capitán de las SS. Destinado a Italia en el año 1943, participó allí en la llamada "Matanza de las Fosas Ardeatinas".

(La matanza de la Fosas Ardeatinas -14 kilómetros al sur de Roma-ocurrió el 24 de marzo de 1944, cuando 335 italianos -en su mayoría presos políticos recluidos en la cárcel romana de Regina Coeli, y 75 judíos escogidos al azar - fueron fusilados por los nazis.

La masacre fue una de las tradicionales represalias del ejército alemán que ocupaba Roma, en este caso por la muerte de 33 soldados alemanes en un atentado cometido el día anterior por los partisanos en la Via Rasella, donde se encontraba la sede romana de la Gestapo.

En este caso la represalia fue por la explosión de una bomba en la vía Rasella -en la Roma ocupada por Alemania- el 23 de marzo de 1944, al paso de un grupo de soldados alemanes que regresaban de realizar maniobras de guerra, matando a 31 de ellos.

Como respuesta Adolf Hitler ordenó ejecutar a 10 italianos por cada alemán muerto.

El jefe de la policía y los servicios secretos alemanes en Roma, Herbert Kappler, encargado de ejecutar la represión, seleccionó al azar 355 presos de varias cárceles romanas, entre ellos decenas de judíos, que al día siguiente fueron conducidos por Priebke en camiones hasta unas minas abandonadas a las afueras de Roma conocidas como Fosas Ardeatinas.

Allí, tras ser introducidos en pequeños grupos fueron ejecutados con un disparo en la nuca, tras lo cual los soldados nazis barrenaron las entradas a las minas para sellarlas.

Finalizada la II Guerra Mundial (1945), Priebke fue internado en un campo británico de prisioneros, del que se escapó en 1946 y huyó a Argentina, como otros muchos centenares de nazis, con ayuda de ODESSA, la organización clandestina de ex-combatientes alemanes.

Tras permanecer cinco años en Buenos Aires con su esposa, en 1951 se trasladó a la ciudad de Bariloche donde permaneció hasta ser descubierto por la prensa en 1994, lo que supuso su extradición a Italia.

La defensa que hizo de Priebke un sector de la ciudad rionegrina motivó la película "Pacto de silencio", del realizador y director de Radio Nacional Bariloche, Carlos Echeverría, quien aclaró que "gran parte" de la población estuvo y está contra los nazis, pero destacó que su defensa perduró en sectores influyentes.

El film presenta ademásreseña, en especial, la protección que dio a Priebke la  Asociación Germano Argentina de Bariloche y el colegio alemán Primo Capraro, y presenta sorprendentes imágenes de jóvenes festejando el cumpleaños de Adolfo Hitler -con inmensas esvásticas de fondo- y de acampes de juventudes hitlerianas locales.

En Italia fue condenado a cadena perpetua en el año 1998, fecha desde la que permanecía bajo arresto domiciliario debido a su avanzada edad.