16/09/2013 conmocin en Estados Unidos

Al menos trece muertos en un tiroteo en una base de la Marina en EEUU

Al menos 13 personas murieron en un tiroteo en una instalación de la Marina estadounidense en Washington, entre ellas un hombre sospechoso de haber iniciado los disparos. Buscan a un segundo implicado.

Por Corresponsal


El hecho tuvo lugar en uno de los edificios del cuartel de la Comandancia de Sistemas Navales de la Marina, en el sureste de la capital estadounidense, a las 8.20 (9.20 de Argentina), y desató un vasto despliegue de seguridad en la zona así como llamados a los residentes del área a permanecer encerrados en sus casas.

Al caer la noche, el presidente Barack Obama decretó cuatro días de duelo nacional, bajó las banderas de todos los edificios públicos a media asta y felicitó a todos los oficiales que trabajaron para responder a la tragedia, informó un comunicado de la Casa Blanca.

Horas antes, el alcalde de Washington, Vincent Gray, dijo en conferencia de prensa que al menos 13 personas murieron en el tiroteo, entre ellos uno de los presuntos iniciadores de la balacera, y agregó que, con la información disponible, no hay motivos para pensar que estuvo vinculado a un "acto terrorista".

En la misma conferencia de prensa, una vocera del FBI identificó a la víctima fatal sospechosa de haber comenzado el tiroteo como Aaron Alexis, de 34 años, oriundo de Queens, Nueva York, pero con domicilio en Forth Worth, Texas.

Más tarde, el FBI difundió dos fotos del rostro de Alexis, un joven afroamericano de ojos marrones que en las imágenes aparece con su cabeza totalmente rasurada.

Luego de conocerse el nombre y la cara de Alexis, la Policía de la ciudad de Seattle publicó un informe suyo de 2004, en el que relata que el joven afroamericano fue detenido ese año por disparar con una pistola automática a los neumáticos de un auto en plena calle.

Según el informe policial, reproducido por el diario The Washington Post, Alexis dijo a la policía que había tenido un "ataque de ira" y no recordaba nada. Durante el interrogatorio, contó que había estado "en el trágico suceso del 11 de septiembre de 2001" y que eso lo había dejado "perturbado".

Más tarde, la policía de Seattle habló con el padre de Alexis y éste les relató que su hijo participó de las tareas de rescate posteriores al atentado contra las Torres Gemelas.

El Washington Post también destacó que Alexis había sido condecorado con las medallas "Global War on Terrorism Service" y la "National Defense Service" al mérito, y que cumplió como reservista de tiempo completo hasta 2011, cuando fue dado de baja por "episodios de mala conducta".

El alcalde de Washington Gray agregó durante la conferencia de prensa de hoy que las autoridades buscan a otro potencial "tirador" involucrado en el hecho, otro hombre afroamericano de entre 40 y 50 años de edad, con patillas canosas y que vestía un uniforme tipo militar color verde oliva.

Parada junto al alcalde, la jefa de la policía de Washington, Cathy Lanier, dijo que se desconocían las causas o razones de lo ocurrido, y agregó que la investigación quedó a cargo del FBI.

La policía de Washington dijo que un oficial de policía y un oficial de la base naval resultaron heridos, y Gray señaló que Alexis murió en un enfrentamiento con policías.

Una vocera del Washington Hospital Center dijo a medios locales que el centro recibió tres heridos de bala, entre ellos un policía y dos civiles.

Los tres -dos mujeres y un hombre- arribaron en “condiciones críticas” con heridas “severas” aunque permanecían conscientes.

El fuerte operativo que se desarrolló en los alrededores de las instalaciones para dar con los responsables, incluyó un gran movimiento de helicópteros, patrulleros, bomberos y grupos de oficiales de distintas fuerzas circulando por las calles, que permanecían cerradas al público.

la palabra de obama

El presidente Obama calificó el hecho como un “tiroteo masivo” ocurrido “en una instalación militar en la capital de nuestra nación” y afirmó que el mismo “será investigado a fondo”.

“Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para asegurarnos de que quien llevó adelante este acto cobarde sea responsable”, dijo Obama al inicio de un discurso programado para esta mañana para tratar temas de economía y que resultó retrasado tras la noticia del tiroteo.

El gobierno de Washington DC, por su parte, anunció que por precaución fueron cerradas seis escuelas y un edificio administrativo.

Por su parte, la policía local ordenó a las personas que se encontraban en las cercanías del Comandancia de Sistemas Navales, que permanecieran refugiadas y sin salir a las calles.

La residencia presidencial se encuentra a unos 8 kilómetros del lugar de los hechos. La Marina dijo que 3.000 personas trabajan en la instalación, aunque no quedó claro cuántas había en el momento del tiroteo.