06/09/2013 Obama debilitado

La guerra contra Siria se llev la atencin del G20, donde Estados Unidos no pudo construir consensos

El presidente norteamericano no logró sumar nuevas voluntades para un ataque contra Siria. Un amplio abanico del países instaló con fuerza el rechazo a una nueva guerra.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ratificó hoy su convencimiento de la necesidad de atacar a Siria y anunció que el martes próximo dará un mensaje a los norteamericanos para promover estos planes, al término de una cumbre del G20 marcada por el conflicto sirio.



Los líderes del G20 de reunieron dos días en San Petersburgo, Rusia, y aunque llegaron a un acuerdo en cuanto a los temas  económicos abordados, la cuestión siria dividió las aguas, y de hecho una mayoría de los asistentes rechazaron la intervención militar en Siria sin aval de la ONU que defiende Obama.

"Nos escuchamos y entendimos nuestros argumentos, pero no coincidimos"


Vladimir Putin

El norteamericano y su par ruso, Vladimir Putin -un aliado de Damasco que se opone al ataque-, mantuvieron hoy un imprevisto encuentro al margen de la cumbre en el que hablaron sobre Siria pero sin ponerse de acuerdo, luego de una tensa discusión entre todos los líderes asistentes sostenida anoche durante una cena.

En conferencia de prensa al término de la cumbre, Putin dijo hoy que la reunión de 20 minutos con Obama fue "sustancial" y "constructiva", pero que cada uno mantuvo su posición sobre Siria.

"Nos escuchamos y entendimos nuestros argumentos, pero no coincidimos. Nos quedamos cada uno con su propia opinión. Pero hay diálogo", señaló el mandatario ruso, citado por la agencia de noticias EFE.

Una decisión impopular

En su propio encuentro con la prensa, Obama dijo que mantuvo una "conversación cándida y constructiva" con Putin, pese a que ambos aún no están de acuerdo en cómo responder al presunto uso de armas químicas por parte del gobierno del presidente Bashar Al Assad, en el marco de la guerra contrainsurgente que libra Damasco.

El mandatario norteamericano dijo que ambos coinciden en que la guerra en Siria, que empezó en 2011 y que según la ONU ya dejó más de 100.000 muertos, sólo puede resolverse por la vía política. 

"Seguimos pensando que el régimen de Al Assad ha usado esas armas, y es una tragedia"


Barack Obama

Estados Unidos y Francia consideran probado que el gobierno sirio usó armas químicas -algo prohibido por la ley internacional- en un ataque a posiciones insurgentes en una zona residencial al este de Damasco el 21 de agosto pasado. El gobierno de Al Assad niega los cargos y acusa a la insurgencia de haber utilizado gas nervioso.

En medio de resistencias en el Congreso estadounidense a apoyar una intervención militar en Siria, Obama se negó a "especular" con  qué hará si no obtiene el aval parlamentario que pidió la semana pasada, aunque se dijo confiado en que recibirá la luz verde.

El presidente, quien admitió también una mayoritaria oposición a un ataque a Siria entre los estadounidenses -de hasta 60% según recientes sondeos-, anunció además que dará un discurso a sus compatriotas sobre la crisis siria el próximo martes por la noche.

El Senado norteamericano tiene previsto votar la semana próxima sobre el ataque a Siria, y luego deberá hacerlo la cámara baja.

"Seguimos pensando que el régimen de Al Assad ha usado esas armas, y es una tragedia. También es una amenaza para los países vecinos y para todo Oriente Medio porque pueden caer en manos de grupos insurgentes", afirmó Obama, quien promueve una "limitada" campaña de bombardeos contra Siria, sin tropas terrestres.

Aunque reconoció que algunos de sus colegas quieren un aval del Consejo de Seguridad de la ONU, y dijo que respeta a quienes piensan que es inaceptable un ataque sin este beneplácito, agregó que dada la inacción del Consejo este principio no puede aplicarse en este caso.

"El Consejo de Seguridad de la ONU prácticamente está paralizado para una decisión sobre la cuestión siria", señaló Obama, en alusión a la postura de Rusia y China, con poder de veto en el consejo, contraria a una intervención en Siria.

Por ahora, tres días después de haber partido desde Washington, la coalición internacional que Obama buscaba formar para respaldar sus planes militares está muy lejos de convertirse en realidad. Hasta ahora, Francia es la única potencia occidental que se manifestó dispuesta a participar de la ofensiva contra Siria.

Desencuentros

Además de la postura expresada por Putin, la Cancillería de Rusia advirtió también hoy a Estados Unidos que no ataquen ningún depósito de armas químicas en Siria porque esto podría liberar tóxicos y permitir que grupos extremistas islámicos que combaten a Al Assad se hagan con armas químicas.

La Unión Europea (UE), China, el grupo de los BRICS, Brasil Argentina y hasta el papa Francisco -en una carta enviada ayer a Putin- se manifestaron en contra del ataque a Siria durante la cumbre en San Petersburgo.

Sin embargo, Obama desafió las presiones.

"Una solución política es la única salida apropiada para la crisis siria"


Xi Jinping

El mandatario se reunió hoy con su par francés, Francois Hollande, al margen de la cumbre y ratificaron su coincidencia de criterios.

Más tarde, al término del encuentro, Hollande reiteró a  periodistas que Francia decidirá si participa en la ofensiva militar luego de la votación en el Congreso estadounidense y de que se presente un informe elaborado por expertos de la ONU que investigaron el presunto uso de armas químicas en Siria.

En un reflejo de los riesgos asociados a un ataque a Siria, el Departamento de Estado norteamericano ordenó hoy la evacuación del personal diplomático no esencial de la embajada estadounidense en Beirut, Líbano, una media que Estados Unidos contenplaba desde que Obama dijera que planeaba una acción militar en Siria.

En un comunicado, el Departamento de Estado dijo que, además, pidió a los ciudadanos estadounidenses abandonar Beirut.

La Casa Blanca dijo además que Obama se reunió anoche con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, uno de los que respaldan la intervención militar en Siria.

La cuestión siria también fue el tema central de discusión en un encuentro mantenido hoy por Obama y su par chino, Xi Jinping, al margen de la cumbre.

La agencia de noticias china Xinhua dijo que Xi afirmó ante Obama que "una solución política es la única salida apropiada para la crisis siria, y un ataque militar no puede resolver el problema de raíz".