03/09/2013 otro revs para EEUU

Brasil tambin rechaz una intervencin militar en Siria y pidi una solucin poltica

El canciller Figueiredo dijo que "no existe solución militar" y propuso una reunión entre las partes en conflicto. Cuestionó además una acción unilateral al margen de la ONU.

Brasil reiteró hoy su enfático rechazo a una intervención militar anunciada por Estados Unidos en Siria y abogó por un acuerdo político que ponga fin a dos años y medio de crisis en esa nación árabe.



Tras criticar la postura del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el canciller Luiz Alberto Figueiredo sostuvo que este organismo se encuentra paralizado en el análisis de este asunto, aun cuando se trata de la posibilidad del estallido de una guerra entre dos países.

"Apoyamos una segunda reunión en Ginebra para buscar un diálogo. La solución tiene que ser política"


Luiz Alberto Figueiredo

Acompañado de su homologo japonés, Fumio Kishida, quien realizó una breve visita a Brasilia, el jefe de la diplomacia brasileña destacó que el conflicto en Siria tiene solución, pero sólo por medio de negociaciones.

"En el caso sirio, no existe una solución militar. Debe haber una solución política. Apoyamos una segunda reunión en Ginebra para buscar un diálogo. La solución tiene que ser política", insistió.

En este sentido, el canciller de Japón apoyó la necesidad de lograr un diálogo entre las partes involucradas en esa crisis para avanzar hacia un acuerdo que acabe con la violencia y el peligro de una guerra en ciernes.

"Entendemos que debemos buscar una solución negociada, una solución pacífica para el asunto del uso de armas químicas en Siria" aseveró el funcionario, según reportó Prensa Latina.

Al igual que Figueiredo, quien asumió la semana pasada esta cartera, señaló que una intervención militar deberá contar al menos con la autorización expresa del Consejo de Seguridad de la ONU y no sólo con representantes políticos de cada gobierno.

El canciller brasileño condenó asimismo el uso de armas químicas en Siria como ocurrió el pasado día 21, acción que dejó cerca de mil muertos en los alrededores de Damasco, la capital de esa nación árabe.

Siria, así como los países que lo respaldan, siempre ha negado el uso de armas químicas.