Cultura

12-08-2013 17:39 - semanario judío

Rescatan trayectoria de Nueva Presencia durante la dictadura

La historia del semanario judío Nueva Presencia es rescatada como un ejemplo de valor cívico en medio de la dictadura militar argentina por Hernán Dobry en su reciente libro Los judíos y la dictadura, porque considera "imperdonable que las nuevas generaciones se queden sin conocer toda la verdad".

Por Guillermo Lipis
Por Guillermo Lipis
12-08-2013 | 17:39

Publicado por Vergara, el libro retoma la historia de un medio que desde una comunidad enfrentó a la dictadura a través de la denuncia pública al darle voz a los familiares de víctimas de violaciones a los derechos humanos, así como a políticos, religiosos y organismos que, siendo judíos o no, decidieron enfrentarlos en los oscuros días de noche y niebla entre 1976 y 1983.
 
"Nueva Presencia y su director, Herman Schiller, fueron olvidados por los textos escritos acerca del rol de la prensa durante la última dictadura y sobre la historia de los medios gráficos en la Argentina", afirmó Dobry en diálogo con Télam.
 
"Fue un medio que denunció cuando la mayoría de los diarios y revistas callaron; y sin embargo fue dejado de lado. Esta omisión constituye una grave injusticia y provoca que las nuevas generaciones no conozcan toda la verdad", advirtió.
 
La investigación de Dobry, autor de Operación Israel y Los rabinos de Malvinas, abunda en información que aporta otra mirada a la década de los 70 a nivel nacional y vuelve a exponer las contradicciones con las que la dirigencia de la comunidad judía local se relacionaba con el poder militar de la época.
 
La comunidad judía en la Argentina fue la que mayor cantidad de víctimas tuvo durante la dictadura cívico militar con entre 1.800 y 2.000 jóvenes desaparecidos en esos años.
 
En diálogo con Télam el autor afirmó que "la comunidad judía intentó adaptarse a la situación que se vivía en la dictadura y sus dirigentes buscaron que la vida de la colectividad cambiará, lo que no implica que no hayan hecho nada con respecto a los desaparecidos".
 
Y recordó que "en algunas circunstancias la comunidad judía se mantuvo en silencio siguiendo la posición adoptada por Israel frente a lo que ocurría en la Argentina. Pero también presentaba listas de desaparecidos, combatió el antisemitismo, la literatura nazi, el avance de la enseñanza católica en las escuelas y logró que se enviaran rabinos a la guerra de Malvinas".
 
La discusión que se dio en Nueva Presencia y en los libros de investigación aparecidos, fundamentalmente en esta última década, analizó el autor, giraba sobre un posible grado de complicidad, por acción u omisión, de la dirigencia judía con los militares.
 
Sin embargo, "al igual que el rabino Marshall Meyer -dijo Dobry- no creo que la comunidad judía haya sido cómplice de la dictadura sino que, en muchas circunstancias, sus dirigentes tuvieron miedo, como ocurrió con el resto de la sociedad".
 
A su juicio, la comunidad judía se comportó de igual forma que el resto "por lo que me parece injusto marcarla con el dedo acusándola de algo que nadie pudo hacer: salvar a los desaparecidos", advirtió Dobry. 
 
"El rol de Nueva Presencia fue importantísimo a la hora de informar lo que ocurría en el país -reiteró- tanto en el tema de las violaciones a los derechos humanos como en denunciar al plan que estaba llevando adelante el ministro de Economía José Alfredo Martínez de Hoz". 
 
Según Dobry, Nueva Presencia demostró que se podía informar lo que estaba ocurriendo en el país, para lo cual "había que tener una valentía como la demostrada por Herman Schiller en esos años, como lo hicieron también sus colegas del Buenos Aires Herald y Manfred Schöenfeld, desde La Prensa".
 
En Los judíos y la dictadura, el autor no toma posición, no interpreta la historia sino que expone testimonios y hechos para que el lector construya su propia mirada.
 
El libro aporta al debate sobre las diferencias entre un periodismo comprometido con la búsqueda de un cambio social ante una situación crítica, como la dictadura cívico militar.
 
Para Dobry, una instancia es el compromiso militante a favor de los derechos humanos en la época de plomo, como hizo el periódico Nueva Presencia. Y otra es la investigación histórico-periodística que le permite al lector disponer de una compilación de datos irrefutables, para interpretarlos, como estructura Los judíos y la dictadura.
 
Ambos formatos son necesarios, uno en la emergencia, y el otro para analizar la historia, a lo que invita Dobry en este minucioso  trabajo.

También te puede interesar