Economía

08-05-2013 14:25 - nuevas herramientas financieras

Kicillof aseguró que “se dinamizarán el mercado inmobiliario, la construcción y el sector energético”

El secretario de Política Económica aseguró hoy que "lo virtuoso" de las nuevas herramientas para canalizar ahorros en dólares anunciadas ayer "es que los fondos que ingresarán al país entrarán al circuito legal, productivo y de desarrollo".

Telam SE
08-05-2013 | 14:25
Telam SE
 En diálogo con radio Nacional y Continental, Axel Kicillof remarcó que el objetivo "es recuperar parte de la riqueza que se había fugado en las épocas de alta especulación como fueron los 50 años previos al 2003, sobre todo después del golpe de Estado del 76 y en la convertibilidad".

Estimó que "los fondos permitirán dinamizar el mercado inmobiliario, dinamizar la construcción y posibilitar esas enormes inversiones energéticas que tenemos por delante por la recuperación de YPF".

Puso de relieve que "no se premia a los evasores" con estas medidas, ya que explicó que los bonos "no se podrán convertir en ahorro o atesoramiento, sino que irán a instrumentos vinculados con el desarrollo productivo".

"La Argentina creció en la última década por el período más prolongado y más fuerte que tenga memoria el pueblo. Esa es la respuesta a los profetas de la derrota", indicó Kicillof.

En consecuencia aseguró que el Gobierno "no va a devaluar la moneda 40 por ciento como pide la gente del PRO, porque es malo para la mayoría del pueblo, y bueno para la minoría que ellos representan".

"La pesificación es el resultado natural de un país que anda, crece, funciona, crea empleo y tiene solidez en su planteo macroeconómico"Axel Kicillof
De esta manera, se refirió al presidente del Banco Ciudad, Federico Sturzenegger, quien se mostró partidario de aplicar una devaluación del peso frente al dólar, para recuperar la competitividad de la economía que a su criterio está en baja, producto de un atraso cambiario "de 40 por ciento".

En cambio, Kicillof consideró que "la pesificación es el resultado natural de un país que anda, crece, funciona, crea empleo y tiene solidez en su planteo macroeconómico".

"La bimonetización de la economía no la creamos nosotros, sino que la estamos revirtiendo, como hicimos con la deuda externa pública, que contrajeron otros gobiernos", remarcó el funcionario.

Puntualizó que "en los cincuenta años previos a los últimos diez hubo devaluaciones recurrentes".

"Ahora se escucha a los que hicieron esas devaluaciones, orgullosos, venir a pedirnos que nosotros la hagamos. Pero eso empobrece a la gente, baja el salario real y los ingresos", remarcó el viceministro.

Señaló que "ahora desde las tapas de Clarín y La Nación se agita con la devaluación, como lo hicieron en su momento con el riesgo país y no pasó nada".

Así subrayó que "la prensa opositora se ha dedicado bastante infructuosamente a buscarle el pelo al huevo" a las nuevas medidas de herramientas de ahorro e inversión, anunciadas ayer por el equipo económico.

"Nos acusan de estar desesperados por los dólares y estar blanqueando amigos. Todas cosas descabelladas que no tienen nada que ver con la medida", aseguró Kicillof, quien puntualizó que "el Gobierno reacciona ante dificultades reales".
Destacó que desde estos sectores opositores "se están embarcando en campañas de agitar que se va todo al demonio", y precisó que "desde 2007 se vieron ataques especulativos fallidos contra la moneda argentina".

Sostuvo que "una discusión que realmente entorpece pasa con estos profetas de la derrota", y remarcó que, como es el caso de Sturzenegger, "algunos economistas que fueron autoridades de gobiernos que fracasaron, con medidas que anduvieron muy mal, critican las decisiones anunciadas, y lo hacen acompañándose por recetas que los argentinos ya hemos sufrido".

Evaluó que "el deseo de que las cosas anden mal y la voluntad de volver a los 90 y al neoliberalismo, a la bicicleta y la especulación financiera, le ganan al entendimiento".

"Uno tiene que escuchar a economistas -como Sturzenegger- que estuvieron cuando se redujeron salarios de toda la administración pública, y que concretaron el megacanje de deuda y el blindaje financiero, todas medidas para pagar la deuda externa y no para incentivar la inversión ni la construcción", sostuvo Kicillof.

Afirmó que esos ex funcionarios "hipotecaron el futuro de los argentinos para pagar la deuda externa y seguir endeudándose", y puntualizó que esa política económica "favoreció a sectores muy reducidos pero prósperos del país, y todavía activos".

Al respecto, aseguró que "el corazón del modelo actual es favorecer a los sectores populares", y señaló que "la economía convencional no tiene ese objetivo".

También te puede interesar