05/05/2013 fondos buitre

Stiglitz elogió la solución argentina de la deuda y pidió la creación de un “panel independiente” del FMI

El premio Nobel puso la reestructuración de deuda argentina como ejemplo de solución a la crisis de financiación europea, al tiempo que pidió la creación de una institución para quiebras de países "independiente del FMI", por considerar que el organismo multilateral es también un acreedor.

 Stiglitz disertó en un panel especial sobre deuda soberana, en un seminario organizado por Naciones Unidas en Nueva York, en mayo  pasado.

Estos son algunos los tramos más salientes de su discurso, donde menciona la experiencia local:

-Las experiencias de Grecia y en Latinoamérica indican que una reestructuración superficial es tan sólo una invitación al desorden por muchos años, ya que habrá otra reestructuración en el futuro.

-Si lo que se va a hacer es una reestructuración lo que se debería hacer es lo que Argentina hizo, hacer una profunda reestructuración.

-En los últimos años ha habido la esperanza que las soluciones de mercado funcionen, con el uso de las acciones colectivas, pero quiero enfatizar que estas no son realmente soluciones adecuadas.

-Las decisiones de las Cortes estadounidenses recientes han empeorado las cosas, como así también yel desarrollo del mercado secundario, los CDSs (seguros de deuda contra default).

-Hoy la situación es que en una negociación de salida (a la crisis de deuda) hay ahora partes en la conversación que no tienen interés en el resultado... tenemos a estos fondos buitre como tenedores de deuda, que han tomado el riesgo sin tener interés en el resultado; sus intereses no coinciden con los intereses reales de nadie en general, quieren que la negociación explote, y eso destruye la efectividad de todo el sistema de negociación. Esto es lo que hace imperativo el crear una manera alternativa de hacer las cosas.

-Las soluciones de mercado no son suficientes... es necesaria la creación de una institución que trate las situaciones de default, independiente del FMI, ya que ese organismo está demasiado vinculado a los acreedores, y es acreedor en sí mismo.

-Ha habido una innovación importante en la restructuración de la deuda soberana, y eso fue utilizado como parte de la reestructuración argentina: los bonos vinculados al PBI.

-Los bonos atados al PBI son parecidos a una reestructuración de deuda bajo el Capítulo 11, ayudan a alinear los incentivos, los acreedores tienen interés en que le vaya bien al deudor.

-Casi todos los académicos reconocen (en los cupones atados al PBI) como una mejora en el mercado, que los mercados financieros han resistido.

-La manera en que la Argentina lo hizo (su solución de deuda) llevó a un período de mucho crecimiento después de la reestructuración, por lo que debemos reconocer que la restructuración tuvo un impacto positivo en su economía, lo hicieron bien, hubo una reestructuración profunda, lo cual yo apoyé, fue una reestructuración con los bonos vinculados al PBI.

-Con los bonos atados al PBI se comparte el riesgo, lo que creo es un ingrediente muy importante.

-Hay una tendencia a culpar a quién solicita el préstamo por los problemas de deuda pero lo que tenemos que recordar es que cada  que cada préstamo, tiene dos partes: el que presta y el que recibe y ambas partes se obligan de manera voluntaria, por lo que deberíamos culpar al prestamista y al prestatario de manera igual.

-En este momento hay muchos de los bancos occidentales que intentan inducir a los países pobres especialmente en África Subsahariana a que soliciten préstamos excesivos de dinero y están intentando crear una crisis de deuda hacia el futuro.

-En el caso de préstamos a soberanos los problemas son aún más graves porque muy seguido los bancos otorgan préstamos sabiendo que va a haber un salvataje del FMI; muchas de las deudas en países en desarrollo como las de Etiopía o Irak son lo que los economistas o los abogados a veces llaman deudas odiosas, son deudas donde el préstamo en sí mismo fue descuidado.