30/04/2013 conflicto martimo

Uruguay reiter su apoyo a una salida al mar para Bolivia

Lo hizo a través de su canciller, Luis Almagro, mientras el representante boliviano ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, se negó a responder críticas del Gobierno chileno.


"Es un apoyo casi total en el continente. En realidad, todos los países suramericanos y otros fuera de la región han respaldado la necesidad de resolver la salida al mar de Bolivia", precisó Almagro, citado por la agencia Prensa Latina. 

Al mismo tiempo, el ministro uruguayo recordó que Bolivia ya dio pasos concretos para su adhesión plena al Mercosur, conformado por Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela y Paraguay,  actualmente suspendido.

Almagro, cuyo país ejerce hasta junio de este año la presidencia interina del bloque regional, agregó que no ve complicaciones para su incorporación plena, pues Bolivia "ya tiene buena parte de su comercio liberalizado con Mercosur" y, más bien, "hay temas institucionales, cosas que tienen arreglo, que no son tan complicadas de arreglar".

Por otra parte, Rodríguez Veltzé se negó a responder las declaraciones de este fin de semana del presidente chileno, Sebastián Piñera, respecto a que la demanda boliviana en La Haya no tiene sustento jurídico, y de su canciller, Alfredo Moreno, de que Santiago no tiene "obligaciones para negociar".

“Nosotros no vamos a referirnos a las apreciaciones  o comentarios que hagan las autoridades chilenas; nosotros hemos adoptado una posición, además correspondiente a las normas procesales y al reglamento de la Corte, (y) esos temas se debaten en la Corte y no fuera de ella”, afirmó.

El agente boliviano en la CIJ explicó que Chile, una vez notificado tiene derecho a interponer una excepción de competencia del tribunal internacional en el caso planteado. Además deberá presentar a su agente que -según se informó en Santiago- está en proceso de selección.

Por su parte, la CIJ ya aclaró el jueves 25 que es la "única" que puede decidir sobre un contencioso de un Estado contra otro, en relación a la demanda interpuesta por Bolivia contra Chile para buscar una salida soberana al océano Pacífico.

Previamente, Rodríguez Veltzé dijo en rueda de prensa que se recibió una comunicación oficial de la CIJ en la que "da cuenta de que se ha registrado y se ha aceptado la demanda de fecha 24 de abril de 2013" de Bolivia contra Chile.

En la nota, el tribunal también señala que ya informó a Chile sobre la denuncia "a través de la vía diplomática" y que recibió las certificaciones para acreditar al expresidente Rodríguez Veltzé (2005-2006) como agente de Bolivia para el proceso.

El jefe de la Dirección de Reivindicación Marítima, Juan Lanchipa, señaló por su parte que "el procedimiento se ha iniciado formalmente a partir de esta actuación" de la CIJ, con la que "ya hay una constancia escrita de la presentación de la demanda marítima contra Chile".

El canciller boliviano, David Choquehuanca, que también compareció ante los medios, destacó que las autoridades de la CIJ les han indicado que la demanda presentada por Bolivia es "impecable", según reportaron las agencias DPA, ABI y EFE.

El país andino perdió 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de superficie en aquella contienda (1879-1883), en la que Perú terció como su aliado y también perdió territorios ante Chile.

En 2011, el presidente boliviano Evo Morales anunció la decisión de su país de acudir a la CIJ para reclamar su derecho de una salida soberana al mar, ante el fracaso de un diálogo bilateral entre La Paz y Santiago.

La demanda boliviana solicita a la CIJ "que falle y declare que Chile tiene la obligación de negociar de buena fe con Bolivia un acuerdo pronto y efectivo que le otorgue una salida plenamente soberana al océano Pacífico", según el Gobierno de este país.

El Ejecutivo chileno respondió que Bolivia tergiversó las conversaciones "de buena fe" que mantuvieron sobre la demanda marítima en las que, según las autoridades de ese país, no se habló de ceder soberanía.