05/02/2013 CONSUMO

Adecua ya haba sido cuestionada por un acuerdo con Carrefour

La Asociación de Consumidores y Usuarios de la Argentina, que preside Sandra González, suscribió a principios de 2006 un acuerdo con la cadena de supermercados Carrefour, a través del cual la entidad encargada de velar por los intereses de los clientes garantizaba que los mejores precios estaban en los establecimientos de la firma francesa.


Así como lo hizo ahora con los bancos, con quienes negoció "acuerdos" que llevaron a que 99 por ciento de los consumidores con denuncias por cobros indebidos no recibieran ningún tipo de indemnización, ADECUA ya había convenido prestar su sello a Carrefour para garantizar públicamente que en este supermercado se encontraban los precios más bajos.

De esta manera, la entidad ya en 2006 incumplió con en el artículo 57, inciso b, de la Ley de Defensa del Consumidor, que dice que "para ser reconocidas como organizaciones de consumidores, las asociaciones civiles deberán ser independientes de toda forma de actividad profesional, comercial y productiva".

En febrero de ese año, Sandra González, junto al entonces presidente de Carrefour, Eric Legros, fueron los principales oradores del acto en el cual frente a un centenar de periodistas reunidos en el Palacio San Miguel de esta capital se firmó el "acta compromiso" entre ADECUA y la cadena de supermercados.

En un corto publicitario que utilizaba la más famosa canción de Pimpinela, cambiándole la letra por "me engañaste, me mentiste, me dijiste que me lo bajabas y me lo subiste", se lanzó la campaña, que incluía el sello de ADECUA, junto a la Liga de Amas de Casa, presidida por Lita de Lázzari, entre sus imágenes.

La publicidad incluso tenía carácter discriminatorio al mostrar a una persona de rasgos orientales al frente de un supermercado chino como receptor del mensaje, lo que motivó una denuncia ante el Inadi por parte de la Cámara de Autoservicios y Supermercados propiedad de Residentes Chinos (Casrech).