31/01/2013 VIOLENCIA

Tiros frente a una escuela en EEUU y sigue de rehn un chico de 5 aos

Un adolescente y un profesor fueron baleados frente a una escuela, donde un nene de 5 años sigue secuestrado desde el martes por un veterano de Vietnam que lo retiene en un bunker y está rodeado de policías.

Un confuso episodio ocurrió en la Price Middle School de Atlanta, en el estado de Georgia, cuando un adolescente de 14 años sufrió heridas leves por una bala que le rozó la cabeza y un profesor resultó con contusiones, reportó la agencia ANSA.

Además, en el condado de Kaufman, Texas, un juez murió tras ser herido a balazos ante el tribunal, mientras se debate el control de armas y el país está en vilo por el secuestro de Ethan, un nene de 5 años que padece autismo y sigue cautivo de Jimmy Leyy Dykes, de 67 años y veterano de Vietnam.

Dykes, definido como un paranoico y miembro de una secta que anuncia catástrofes, abordó el martes último un autobús escolar en Alabama, mató a disparos al conductor y se atrincheró en el bunker que él mismo construyó en el fondo de su casa, rodeada desde entonces por patrulleros, agentes del FBI y cámaras de televisión.

Los investigadores mantienen desde el inicio un canal de negociación y, según fuentes no confirmadas, Dykes habría pedido poder hablar con los medios de comunicación.

Según los reportes, el nene está ileso dentro del búnker, que tiene luz, muchos víveres y una televisión.

El secuestrador se instaló hace un año en Midland City, un pequeño centro en un condado de Alabama, y ya había mostrado en más de una ocasión su índole violenta, por lo que llegó a amenazar de muerte a un vecino al que acusó de arruinarle el jardín con el auto.

Dykes es un "survivalist", como se llama a los seguidores de una  secta que creen estar en vísperas de una catástrofe nuclear o un estallido social que provocará violencia y enfrentamientos, en un clima de lucha de todos contra todos, por lo que acumulan armas, víveres, pilas y todo lo necesario para sobrevivir.

Los agentes lograron hacer llegar al niño unas medicinas que necesita y algunos libros para colorear, mientras que a través de la red social Twitter miles de personas expresan su solidaridad  usando el hashtag #RescueEthan.