Más dato, menos relato