14/01/2020 Guatemala

Giammattei jura como presidente en una demorada ceremonia

Antes de su investidura, juraron primero los 160 nuevos diputados -de ellos, 50 reelectos- y luego se escogieron las nuevas autoridades del Congreso unicameral, encabezadas por Allan Rodríguez.


El centroderechista Alejandro Giammattei se aprestaba a jurar como presidente de Guatemala para los próximos cuatro años, en una ceremonia tan demorada, que los miembros de al menos dos delegaciones extranjeras se retiraron sin presenciarlo, temerosos de perder sus vuelos de regreso.

Giammattei y su vicepresidente, el abogado Guillermo Castillo, aún no habían prestado juramento más de cuatro horas después de iniciado el acto en la Gran Sala del Teatro Nacional Miguel Ángel Asturias.

Antes de su investidura, juraron primero los 160 nuevos diputados -de ellos, 50 reelectos- y luego se escogieron las nuevas autoridades del Congreso unicameral, encabezadas por Allan Rodríguez, quien pronunció un discurso.

Rodríguez fue consagrado con 82 votos gracias a alianzas con otros bloques minoritarios y disidentes de la oposición, pese a que Vamos, el partido al que pertenecen Giammattei y él, es la segunda fuerza con solamente 17 diputados.

Más tarde, el presidente saliente, Jimmy Morales, realizó ante el parlamento un extenso balance de su gestión, en el que afirmó que bajo su gestión Guatemala se convirtió en “número uno en transparencia y acceso a la información en Centroamérica”.

En ese momento, algunos legisladores abandonaron el teatro para evitar escuchar su discurso, según el diario local Prensa Libre.



Antes de que Morales terminara su exposición, las autoridades de España y Japón que habían llegado a Guatemala para presenciar la asunción de Giammattei también se fueron del lugar, temerosas de perder los vuelos de regreso a sus países.

El protocolo había sufrido otras complicaciones más temprano, cuando un grupo de estudiantes de la universidad pública de San Carlos bloquearon el paso de vehículos en la céntrica avenida Reforma, muy cerca del hotel donde se encontraba Giammattei.

Los estudiantes se manifestaron “cansados de tanta injusticia y de la impunidad” y contrarios a “continuar con un gobierno de imposición”, pues sostienen que Giammattei fue “impuesto producto de un fraude electoral”, según la agencia de noticias EFE.

Antes de que se iniciara la ceremonia en que fue investido, Giammattei recibió al secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, con quien conversó acerca de “la atracción de inversión al país para estimular el crecimiento económico de Guatemala, ayudando a frenar la migración”, según reveló el propio mandatario entrante en Twitter.

Guatemala y Estados Unidos firmaron en julio pasado un acuerdo -cuyo texto aún no se conoce totalmente- que convirtió a la nación centroamericana en “tercer país seguro”, una figura que le permite recibir migrantes salvadoreños y hondureños deportados por Washington.

Minutos después de que Morales terminara su discurso, Giammattei informó por Twitter que también se había reunido con el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, y aseguró que “las relaciones bilaterales serán muy estrechas” durante el mandato que inició hoy.

Giammattei, médico cirujano y bombero retirado de 63 años, accedió a la jefatura del Estado al derrotar en segunda vuelta a la ex primera dama Sandra Torres, el 11 de agosto pasado, con 57,95% de los votos válidos contra 42,05%.

Con actuación política en las últimas tres décadas y media, se postuló sin éxito dos veces a la alcaldía de la Ciudad de Guatemala (1999 y 2003) y tres a la Presidencia de la República (2007, 2001 y 2015).

Estuvo preso y fue procesado y absuelto por el escándalo de la Operación Pavo Real, una requisa de unos 3.000 uniformados a la cárcel de Pavón en la que murieron reclusos y se denunciaron violaciones de derechos humanos, ocurrida en 2006.

Giammattei era entonces director del Sistema Penitenciario, cargo que ejerció entre 2006 y 2008.

etiquetas