14/01/2020 Catamarca

Santa Mara apuesta al turismo arqueolgico con un parque sagrado y un polo de ciencia y arqueologa

El pucará de Cerro Pintado, en Las Mojarras, es uno de los atractivos arqueológicos de mayor convocatoria en esa zona, que recibe miles de turistas por año.


La comuna de Santa María, en el centro oeste de Catamarca, creará el parque Lugar Sagrado y un polo de interpretación de culturas andinas, entre otras iniciativas para desarrollar el turismo arqueológico este verano.

En este departamento se ofrecen al turismo varias actividades vinculadas a la arqueología, en sitios de importante valor, entre los que se destacan Las Mojarras, Fuerte Quemado, las ruinas de los Quilmes y del Tolombón y el Pichao.

El desarrollo de este tipo de turismo contribuyó a que en esos lugares se revalorizaran las viviendas tradicionales, las costumbres y los saberes populares, con los mismos pobladores como principales promotores y divulgadores de esas tradiciones.

El secretario de Turismo de Santa María, Claudio Velarde, señaló que "por ese motivo se proyecta la creación del parque arqueológico Lugar Sagrado, a unos tres kilómetros al sur de la ciudad, en un sector conocido como Rincón Chico, y de un Polo Científico Arqueológico de Interpretación de las Culturas Andinas".

Velarde dijo que en estos espacios, que serán especialmente acondicionados para albergar vestigios recuperados en la región, "convergerán la investigación y la divulgación arqueológica y paleontológica".

El pucará de Cerro Pintado, ubicado a unos cuatro kilómetros de Santa María, es un sitio de fácil acceso en el cual, en tiempos anteriores a la invasión del Imperio Inca, funcionaba una fortaleza con características defensivas.

Este vestigio arqueológico emplazado sobre una lomada, su recorrido demanda una hora y media entre la ida y la vuelta y, aunque la visita amerita mayor tiempo, para recorrer especialmente su parte alta, donde persisten construcciones originales, con muros de contención, plazas, talleres y casas que permiten imaginar cómo era la vida en ese lugar.

El secretario de Turismo de Santa María subrayó que "este sitio fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1994 y cuenta con un cuidador designado por el área de Antropología de la provincia de Catamarca".

Otra de las referencias de este circuito de turismo sitio arqueológico es Fuerte Quemado, a once kilómetros de Santa María, donde se puede apreciar la riqueza cultural e histórica de las culturas santamariana, de Belén y San José, y la mezcla de los estilos arquitectónicos de los incas y de la colonia.

El sitio arqueológico de Fuerte Quemado tiene una antiguedad de 600 años y está desarrollado sobre un kilómetro cuadrado sobre el cerro Pintado.

La superficie está rodeada por pircas y otras construcciones de baja altura, junto a las cuales hay viviendas de planta rectangular, subdivididas internamente, y recintos circulares aislados.

Las huellas de la cultura santamariana también se pueden apreciar con nitidez en las artesanías exhibidas en Museo Arqueológico Eric Borman, que reúne muestras de hace unos 11.000 años hasta las cerámicas de los períodos agroalfareros, previos a la llegada de los españoles.

Las artesanías de este espacio se caracterizan por sus tejidos regionales en colores vivos plasmados en tapices, ponchos, mantas, alforjas y colchas en lana de oveja y de camélidos americanos.

etiquetas