14/01/2020 espaa

Snchez avala a Quim Torra como interlocutor en Catalua

El jefe del Ejecutivo quiere reunirse "lo antes posible" con el presidente catalán pese a que la Junta Electoral Central (JEC) ordenó su suspensión del líder secesionista.



El jefe del Ejecutivo de coalición español, Pedro Sánchez, dejó clara hoy su intención de reunirse "lo antes posible" con el presidente catalán Quim Torra, para abordar el conflicto secesionista de Cataluña, pese a que la Junta Electoral Central (JEC) ordenó su suspensión del líder secesionista tras ser inhabilitado por la Justicia. 

"A día de hoy el presidente de la Generalitat es Torra y no tengo inconveniente en reunirme con él", subrayó Sánchez en conferencia de prensa desde el Palacio de La Moncloa, tras la primera reunión del Consejo de Ministros, en la que confirmó su voluntad de mantener una reunión con la máxima autoridad de Cataluña. 

Tras varios meses en los que la relación entre Sánchez y Torra fue muy fría y tensa, luego de la reelección del líder socialista ambos acordaron por teléfono reunirse para abordar el conflicto secesionista. 

Snchez quiere reunirse con Torra


Según explicó el líder socialista, el encuentro -aún sin fecha- se concretará antes de que se ponga en marcha la "mesa de diálogo" pactada con los independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), a cambio de su abstención en la votación de la reelección de Sánchez el 7 de enero último. 

Torra lidera el gobierno de coalición entre Junts per Catalunya (JxC) -el partido del ex presidente y eurodiputado Carles Puigdemont- y ERC, partido que dirige el ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras, condenado a 13 años de cárcel por sedición en relación con el fallido proceso de secesión de 2017. 

Recientemente, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) inhabilitó a Torra por un año y medio tras condenarlo por desobediencia por no retirar en campaña electoral los lazos amarillos colocados en los edificios gubernamentales con los que los independentistas denuncian la existencia de "presos políticos". 

Sánchez recibió una lluvia de críticas por haber concretado la cita con Torra, luego de que la Junta electoral Central (JEC) pidió su suspensión como diputado -y por lo tanto la pérdida de su condición de presidente- a raíz de la condena en su contra, que todavía no es firme. 

Sin embargo, en una de sus primeras decisiones como presidente del primer gobierno de coalición progresista de España, defendió la interlocución con el líder independentista, quien "todavía es el president", enfatizó. 

"Los últimos tiempos han sido difíciles por la etapa electoral y por la sentencia del procés (proceso de secesión), pero ahora hay que dialogar y buscar una solución", argumentó Sánchez, poco antes de que los socialistas catalanes apoyaran al independentismo en el Parlamento regional en una votación para evitar que Torra pierda su condición de diputado, y por lo tanto, de presidente regional.