13/12/2019 literatura

Se suspendi la entrega del premio Sor Juana Ins de la Cruz 2019 a Mara Gainza

La suspensión fue a raíz de su imposibilidad de viajar a México, y quedó a expensas de la decisión de un comité de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. La escritora explicó que el mismo día que tuvo que viajar, su hija fue ingresada a un centro de salud por una neumonía y un derrame pleural.



La entrega del Premio Sor Juana Inés de la Cruz 2019 a la escritora María Gainza por la novela "La luz negra", prevista para el 4 de diciembre último, se suspendió a raíz de su imposibilidad de viajar a México, y quedó a expensas de la decisión de un comité de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara que se reunirá en enero.

"Mi situación es de espera, y no es una dulce espera precisamente", dijo a Télam la escritora, al ser consultada sobre la inusual cuestión, dada por la calidad de “indispensable” que adquiere, para la FIL, la presencia de los autores en el lugar para recibir los premios otorgados.

"Tengo la cabeza puesta en la salud de mi hija", dijo a la prensa internacional Gainza, al ser consultada sobre su ausencia en la FIL y la posibilidad de no recibir el destacado premio que le había sido otorgado por parte del encuentro literario y librero más importante de Latinoamérica.

Ocurre que el mismo día que tuvo que partir hacia Guadalajara, su hija Azucena, de 12 años, fue ingresada a un centro de salud por una neumonía y un derrame pleural, explicó en su momento al diario español El país.

Nacida en Buenos Aires en 1975, viuda hace cuatro años y "estable hace dos años" de una enfermedad neuromuscular autoinmune, por lo que no es la primera vez que debe posponer un viaje, Gainza explicó que la cuestión quedó a cargo de la editorial Anagrama y de su agencia literaria, Casanovas & Lynch.

“Como decía Perón, aunque algunos se lo atribuyen a Napoleón: ‘Si querés que algo no se resuelva, llamá a un comité’. Quizás para los mexicanos funcione distinto y mejor. Hay que esperar”, aseveró sobre el premio de 10 mil dólares, que en enero la FIL decidirá si lo confirma.

Al respecto, el escritor chileno Alejandro Zambra, escribió en su cuenta de Twitter: "El solo hecho de que especulen con negarle el premio es una vergüenza. No es un premio de acumulación de millas para viajeros frecuentes. Una gran escritora gana un premio y no puede viajar a recibirlo porque su hija está enferma entonces le quitan el premio. Qué estupidez".

El tuit de Zambra fue en respuesta a una publicación que había hecho más temprano la laureada escritora y periodista Mariana Enríquez, compañera de Gainza en su paso por el diario Página/12, donde advertía: "El premio Sor Juana está pendiente porque no fue a buscarlo: su hija se enfermó, internada etc, y ella no pudo viajar. En enero deciden si se lo otorgan o no. Ojalá reciba lo que se merece".

El Premio Sor Juana Inés de la Cruz reconoce la excelencia del trabajo literario de mujeres en idioma español de América Latina y el Caribe. La distinguida novela de Gainza, para el jurado, planteaba "una pregunta muy actual: la posibilidad de conocer la verdad en un mundo en el que todo parece superficial y falso (...) con una trama absorbente, una prosa lúcida e impecable, innovadora, no carente de ironía y personajes bien construidos"

Las argentinas que sí recibieron este premio fueron Sylvia Iparraguirre, Ana Gloria Moya, Tununa Mercado, Inés Fernández Moreno y Claudia Piñeiro.

Gainza publicó "El nervio óptico" en 2014 por el sello independiente Mansalva y Anagrama lo reeditó en 2017. Un año después lanzó, por esa misma editorial, "La luz mala". Pero antes, en 2011, había publicado "Textos elegidos", una selección de notas y ensayos sobre arte argentino.

Este año fue nominada en numerosas listas de medios internacionales especializados, como el New York Times, de Estados Unidos, y la revista cultural colombiana Arcadia, como autora de uno de los mejores libros del año traducidos al inglés y de algunos de los libros indispensables de los últimos cien años escritos por mujeres.
etiquetas