11/12/2019 Bolivia

Evo Morales denuncia "persecucin poltica" tras el allanamiento de su casa en La Paz

El gobierno de facto de Áñez acusa de sedición a Morales por cometer un presunto fraude electoral en los comicios ya anulados del 20 de octubre.

Desde el exilio, el ex presidente Evo Morales denunció hoy que el gobierno de facto de Jeanine Áñez por "persecución política", luego que la Fiscalía Nacional allanara su casa en la zona sur de La Paz y anunciara que encontró "documentación de actos sediciosos" entre las cosas del dirigente que gobernó Bolivia desde 2005 hasta hace un mes, cuando fue forzado a renunciar y denunció un golpe de Estado.

"Sigue la persecución política: las semanas pasadas asaltaron mi casa en Cochabamba, robaron y quemaron mis pertenencias. Después del golpe de Estado obligaron a sacar regalos de la Residencia, por lo que fueron trasladados por colaboradores al departamento donde vivía en La Paz en anticrético (consigna), a la espera de su traslado al Museo de Orinoca. Hoy lo allanaron como una muestra del abuso con que actúan", denunció Morales en Twitter.

Morales acompañó la publicación con una foto y un video de una ventana rota, cuadros dañados y sus pertenencias apiladas en el suelo.

Mientras Morales y su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS) continúan denunciando la persecución y el acoso político del gobierno de facto, la Fiscalía Nacional defendió el nuevo allanamiento de una propiedad del ex presidente como una medida necesaria en el proceso que enfrenta por "terrorismo y sedición".

Luis Fernando Guarachi, jefe de la División Propiedades de la fiscalía, informó que encontraron ropa del mandatario, equipos de gimnasia, aparatos para realizar ecografías, fotografías, regalos y un arma.

"Hemos encontrado documentación de actos sediciosos que van a ser analizados y puestos en conocimiento del Ministerio Público", agregó y continuó: "Va a ser cotejada adecuadamente una laptop y el CPU que va a pasar al perito y a custodia para buscar qué elementos se encontraban en estos equipos para relacionar con el proceso que sigue en el delito de terrorismo y sedición".

El gobierno de facto de Áñez acusa de sedición a Morales por cometer un presunto fraude electoral en los comicios ya anulados del 20 de octubre.

Unas horas antes de renunciar y denunciar un golpe de Estado, el mandatario había propuesto convocar a nuevas elecciones y renovar a todas las autoridades electorales para garantizar su transparencia. Sin embargo, poco después, la cúpula de las Fuerzas Armadas le "sugirió" renunciar.