06/12/2019 San Fernando

Una avioneta cay sobre una casa abandonada: no hay heridos

El aparato que venía desde Brasil se quedó sin combustible a metros del aeropuerto. Tanto el piloto como los pasajeros resultaron ilesos.


Un avión Cessna con cuatro personas a bordo, entre ellas un niño, se quedó sin combustible cuando estaba a punto de aterrizar en el aeropuerto internacional de San Fernando y tras arrastrar cables telefónicos y de electricidad, cayó sobre una vivienda en construcción vacía, sin que sus ocupantes sufrieran heridas graves, informaron hoy fuentes aeronáuticas.

El hecho se registró anoche poco antes de las 23.30 cuando el avión, un Cessna matrícula PT-KIZ, que provenía de la ciudad brasileña de Porto Alegre, solicitó permiso para aterrizar y desde la Torre de Control le indicaron una espera debido a que había otro avión en pista a punto de despegar.

Ante esta situación el piloto avisó que se está quedando sin combustible, lo que disparó el protocolo de prioridad y emergencia para la aeronave en vuelo, pese a lo cual el avión no logró mantener la sustentabilidad y tras arrastrar a su paso cables y postes de alumbrado y telefónicos, se desplomó sobre una vivienda ubicada en Demarchi y Hueyo, en la localidad de Virreyes, a metros de la cabecera de pista del aeropuerto.
 

Los ocupantes del avión sólo sufrieron heridas leves, salieron del aparato por sus propios medios y fueron identificados como Barr Struyf, de 46 años y piloto; Willy Struyf, de 70, ambos de nacionalidad belga; María Aguilera, de 27 y Marcel Struyf, de 11, estos dos últimos de nacionalidad colombiana.

Los primeros en llegar a la zona del accidente fueron personal de la policía bonaerense, bomberos voluntarios y del servicio de emergencia local, quienes brindaron las primeras atenciones al piloto y pasajeros, tras lo cual tomó intervención la Junta de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC) para la investigación, al igual que el fiscal y el juez de turno.