28/11/2019 gestin

Secretario de Turismo expuso su balance en la Cmara Argentina de Turismo

Al dirigirse a los miembros de la CAT, Gustavo Santos afirmó que “los resultados notorios y relevantes no podrían haber sido posibles sin la unión pública-privada, una visión compartida y objetivos claros”.

 El continuo crecimiento de la actividad turística entre 2016 y 2019, que convirtió a Argentina en mercado receptivo líder en Sudamérica, y el impacto económico de 12.800 millones de dólares en 2018 fueron algunos de los datos destacados este jueves por el secretario de Turismo, Gustavo Santos, en su balance de gestión.

El turismo en la economía, receptividad, conectividad y hotelería fueron resaltados por el funcionario en su exposición ante la Cámara Argentina de Turismo (CAT), a cuyos miembros agradeció “por el trabajo en conjunto durante estos años”, según un comunicado de la secretaría a su cargo.

Sobre el impacto del turismo en la economía nacional, señaló que en 2018 hubo un aporte de 12.800 millones de dólares, de los cuales 5.800 millones fueron por turismo receptivo y 7.000 millones por turismo interno.

El monto total, dijo, equivale a toda la producción de maíz, a 1,4 veces la de soja, o a 1,2 veces la producción de petróleo o automóviles, y añadió que el turismo representa el 8% de las exportaciones y es el cuarto complejo exportador de Argentina, detrás del oleaginoso, el cerealero y el automotriz.

En cuanto a turismo receptivo, que influye en el carácter exportador de la actividad, mencionó que creció sin parar desde agosto de 2016, "lo que implica 36 meses de variaciones positivas continuas".

Las proyecciones para este año son de 7,5 millones de turistas extranjeros, lo que representaría un aumento del 12% en comparación al 2016, con Argentina ya como líder del ránking de llegadas de visitantes internacionales en Sudamérica, con un total de casi 7 millones en 2018.

"En el primer semestre de este año, Argentina se ubicó como el país que más creció del mundo en porcentaje de llegadas de turistas internacionales, duplicó la tasa de crecimiento del turismo receptivo del mundo y quintuplicó la tasa regional", señaló el documento.

Santos también resaltó que este el séptimo país que más creció en el mundo en turismo receptivo y el que más creció del continente, también en el primer semestre de 2019.

Con respecto a la conectividad aérea internacional, el secretario de Estado señaló que 2018 fue récord en asientos ofertados, con 9.576.

Desde 2015 a 2018 se vendieron más de 2,2 millones de asientos y hubo un crecimiento promedio del 9% por año; se incorporaron nueve aerolíneas que vuelan al exterior y al interior, y otras 16 incrementaron su oferta de asientos, frecuencias y nuevas rutas, fueron otros datos aportados.

"Siguiendo el trabajo realizado para federalizar el país, 10 ciudades argentinas tienen vuelos internacionales directos, lo que elimina la necesidad de pasar por Buenos Aires", apuntó el funcionario.

Los vuelos de cabotaje también fueron récord, aseguró Santos, y precisó que si se compara 2015 con 2018, se transportaron 5,6 millones más de pasajeros, en lo que equivale a un alza de 55%.

Por último se informó sobre hotelería, en la que los últimos dos años fueron los mejores en cantidad de viajeros hospedados, desde que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos inició su medición, en 2005.

El jefe de Turismo dijo que en los primeros nueve meses de este año hubo un récord histórico de viajeros hospedados, de 15,7 millones, y un aumento del 58% de la facturación.

Al dirigirse a los miembros de la CAT, Santos afirmó que “los resultados notorios y relevantes no podrían haber sido posibles sin la unión pública-privada, una visión compartida y objetivos claros”.

“Estos números positivos que muestran los récords de estos años no son un punto de llegada, si no un punto de partida para seguir mejorando el sector turístico”, expresó al concluir su exposición.