21/11/2019 ayuda a vctimas

Sobrevivientes de trata con fines sexuales piden ser incluidas en programas

Fue durante el congreso "Unidas contra la Trata y Esclavitud Moderna. Grandes desafíos: Paz, inclusión y ética en protección a víctimas", que comenzó este jueves en la Universidad Nacional de San Martín organizado por la dirigente argentina.


Los servicios de acompañamiento a personas en situación de trata sexual "deben incluirnos a las sobrevivientes", pidió este jueves la estadounidense Holly Gibbs, quien fue captada por un proxeneta cuando tenía 14 años, en tanto la argentina Alika Kinan, que también fue víctima del delito, contó que está armando una red universitaria para trabajar sobre esta violación de derechos.

Ellas presentaron sus experiencias de vida y sus proyectos durante el congreso "Unidas contra la Trata y Esclavitud Moderna. Grandes desafíos: Paz, inclusión y ética en protección a víctimas", que comenzó hoy en la Universidad Nacional de San Martín (Unsam) organizado por la dirigente argentina.

Gibbs, que hoy tiene 27 años, se sentó frente al auditorio y dijo: "Yo también fui victima. Un hombre me captó en un shopping de mi pueblo rural en Nueva Jersey cuando tenía 14 años. Vio mi vulnerabilidad adolescente y me prostituyó".

El proxeneta la llevó a una ciudad y ella fue detenida por la policía, momento que recordó como "muy traumático, porque él me trató muy mal. Me hizo sentir que ya no pertenecía a la sociedad. Y lo mismo me pasó cuando llegué al sistema de salud".

Por eso, ahora Gibbs dirige un programa de asistencia y capacitación al personal de salud para que "tengan herramientas y entiendan cómo deben tratar a las sobrevivientes de trata y explotación sexual".

La decisión la tomó porque cuando fue rescatada "viví en medio del estigma de que yo había elegido la prostitución. Lo sentí en el trato policial, de médicos, de familiares y amigos".

Y decidió escribir su historia en el libro "Walking Prey" (Presa caminando, en español) donde, a partir de su experiencia, concientiza sobre la trata y explotación sexual de niñas y adolescentes.

"Allí incluí mis archivos médicos y los comparé con lo que yo sentía luego de cada consulta. Por ejemplo, un psiquiatra escribió: "Ella eligió prostituirse", cuando en realidad fui una víctima. Por eso trabajo ahora con profesionales de la salud", compartió la joven.

Reconoció que le llevó un tiempo reconocerse como víctima "lo que logré cuando comencé a contactarme con otras mujeres que pasaron por la misma situación, como Alika. Festejo que sea ella quien organice este encuentro en una universidad, porque los servicios para sobrevivientes deben incluirnos, así como los medios de comunicación en sus campañas de concientización".

Holly y Alika se abrazaron luego de la exposición de la estadounidense, mientras que Shamiere McKenzie, otra mujer que fue víctima del delito, ponderaba el trabajo de sus compañeras "por ser inspirador para nosotras, por darnos fuerzas y potenciar nuestros proyectos".

Kinan, dirige el Programa de Estudio, Formación e Investigación sobre Trata y Explotación de Personas (Pefite) en la Secretaría Académica de la Unsam.

Desde ese lugar impulsa una red de universidades que "se van a dedicar al estudio de la trata de personas con un abordaje multidisciplinario, desde la medicina, las ciencias jurídicas, la economía, los negocios. Donde vamos a trabajar la trata sexual y laboral y para eso debe estar involucrada toda la universidad, no sólo un área", resaltó.

"Estuve en Rosario hablando en la Facultad de Medicina y se sorprendieron por mi convocatoria. Es que aún no hay conciencia del daño que genera la trata en los cuerpos de las mujeres explotadas sexualmente, de las niñas, de las adolescentes y de los hombres, las principales víctimas de la trata laboral", añadió Kinan.

Ella fue la primera víctima argentina que se convirtió en querellante y litigó contra sus proxenetas y el Estado. Y ganó.

El congreso continúa mañana con el testimonio de la sobreviviente Shamiere McKenzie, licenciada en Criminología, embajadora de Jamaica en la lucha contra la trata, y que en Estados Unidos trabaja dando servicios a mujeres que fueron explotadas sexualmente.

Además, Laura Germino brindará una conferencia sobre su experiencia de más de 30 años acompañando a migrantes latinos que son explotados laboralmente en Florida, Estados Unidos.

Están previstas mesas desde las 9 y hasta las 17 con distintos participantes de Argentina y de otros países de América.

etiquetas