21/11/2019 Bolivia

Amenazas cruzadas entre Evo Morales y el gobierno interino por crmenes de lesa humanidad

Morales descalificó las acusaciones por "crímenes de lesa humanidad" que le atribuye el autoproclamado gobierno interino de Jeanine Áñez y, en cambio, amenazó con denunciar al nuevo Ejecutivo por "ordenar" el asesinato de manifestantes.


El ex presidente de Bolivia Evo Morales descalificó hoy las acusaciones por "crímenes de lesa humanidad" que le atribuye el autoproclamado gobierno interino de Jeanine Áñez y, en cambio, amenazó con denunciar al nuevo Ejecutivo por "ordenar" el asesinato de manifestantes.

El ex mandatario calificó como un "montaje" al video que el ministro interno de Gobierno, Arturo Murillo, presentó públicamente como base para denunciarlo por crímenes de lesa humanidad ante tribunales internacionales.

"Cuando lo vea, comentaré, pero ahora no tengo nada que comentar. Pienso que es otro montaje más, como siempre hace el Gobierno", respondió Morales durante una entrevista que publicó hoy Sputnik.

En la grabación difundida por Murillo, aparece en el centro de la escena un dirigente cocalero, identificado como Faustino Yucra Yarhui, quien mantiene una conversación telefónica en altavoz con una persona que las autoridades identifican como Evo Morales.

En el registro, cuya autenticidad no está confirmada por fuentes independientes, se escucha supuestamente a Morales dar instrucciones para organizar a los cocaleros y resistir con bloqueos de carreteras al gobierno interino de Áñez.

"Que no entre comida a las ciudades, vamos a bloquear, cerco de verdad", dice la voz atribuida a Morales.

"Ahora me expulsan de Bolivia, hagan bloqueo hasta ganar", agrega.

Murillo sostuvo que cuenta con información según la cual la llamada telefónica se produjo hace tres días y ofreció llevar el material a cualquier laboratorio para demostrar su autenticidad.

"No es posible que Evo Morales, después de que el pueblo creyó tanto en él, ordene asesinar a su pueblo, ordene que no entre comida a las ciudades, este es un crimen de lesa humanidad", sostuvo el ministro interino, quien adelantó que se presentará "una demanda internacional" ante "las instancias que correspondan", sin dar más detalles.

Tras rechazar las acusaciones, Morales consideró que es el gobierno de Áñez el que comete "crímenes de lesa humanidad" por ordenar la represión contra manifestantes y eximir por decreto de responsabilidad penal a los militares.

"Los que tienen que estar preocupados por la Corte Penal Internacional son Añez y Murillo, por los crímenes de lesa humanidad que están cometiendo, al ordenar a los militares a asesinar a mis hermanas y hermanos, tratando de cubrir estos delitos con un decreto ilegal", contraatacó el ex gobernante en su cuenta de Twitter.

Morales se vio forzado a renunciar a la presidencia de Bolivia el pasado 10 de noviembre bajo presión militar y después de que la oposición denunciara que logró la reelección en los comicios del 20 de octubre de manera fraudulenta.

Tras presentar la renuncia se marchó al exilio en México y Áñez se proclamó a la cabeza del Poder Ejecutivo durante una sesión parlamentaria sin quórum y con la promesa de llamar a elecciones en el menor tiempo posible.