21/11/2019 televisin

Carlos Cuevas: "Si la gente leyera un poco ms de filosofa no asumira la ultraderecha"

El joven catalán de 23 años, de paso por Buenos Aires, es protagonista de "Merlí: Sapere Aude", donde retoma el papel que desarrolló en la popular serie que seguía a un atípico profesor de filosofía de colegio y a sus alumnos adolescentes.


El actor español Carlos Cuevas, que personifica a Pol Rubio en "Merlí: Sapere Aude", el nuevo spin off de "Merli" que produce Movistar Play y se podrá ver en dicha plataforma a partir del jueves 5 de diciembre, manifestó que su personaje "encarna muchas luchas que son contemporáneas" y que la serie es "una oda al error y a la reflexión".

El joven catalán de 23 años, de paso por Buenos Aires, asume en esta nueva puesta del guionista Héctor Lozano su segundo rol central luego de interpretar este mismo año a Rober, un músico en ascenso, en la serie "45 Revoluciones", que en la región se puede ver por la plataforma de Netflix.

Pol encarna muchas luchas que son contemporáneas, como el derecho a la exploración sexual y a la duda y también tiene una vertiente social porque a priori era un personaje condenado a dejar los estudios y a trabajar


Carlos Cuevas
En "Merlí: Sapere Aude", Cuevas retoma el papel que desarrolló en la popular serie que seguía a un atípico profesor de filosofía de colegio y a sus alumnos adolescentes.

Ahora, tras terminar los estudios secundarios, un poco más maduro y en el contexto de la universidad, Pol conocerá a nuevos compañeros, entre ellos a Minerva (a cargo de la argentina Azul Fernández) y profesores como María Bolaño (interpretada por María Pujalte).

"Pol encarna muchas luchas que son contemporáneas, como el derecho a la exploración sexual y a la duda y también tiene una vertiente social porque a priori era un personaje condenado a dejar los estudios y a trabajar de lo primero que encontrase, con lo cual pone en jaque la idea de que el pobre no llega a la universidad, como sostienen algunos políticos", manifestó Cuevas en diálogo con Télam.

En la misma línea, profundizó: "Pero es gracias a la figura de un profesor maravilloso que se replantea su futuro, consigue matricularse en una universidad, algo que no estaba en los cálculos de nadie. Está bueno que pasen este tipo de cosas y que, sobre todo, el poder económico no determine qué tipos de estudio o futuro pueda tener una persona".

- Télam: ¿Cuál es el mensaje que atraviesa la serie?
- Carlos Cuevas: Es un canto a favor de la libertad de expresión, sexual y de pensamiento, es una oda a la duda, al error, a la reflexión, a la juventud y me siento orgulloso de formar parte del proyecto porque considero que la cultura tiene siempre un efecto transformador sobre la gente y que toda expresión artística es política. En este caso, la serie ofrece al espectador la capacidad de empoderarse y de decidir por sí mismo.

- T: ¿Cuánto del profesor Merlí se encuentra en la realidad?
- CC: Merlí es un personaje de ficción y es, de alguna manera, utópico. Fue presentado como un antihéroe, pero comparte un conjunto de valores que hace a un docente traspasar al alumnado e interpelarlo directamente. No entiende la educación desde la burocracia o la institucionalidad, sino como algo vivo y compartido con el alumnado, con generosidad de transmitir conceptos y la capacidad de formar ciudadanos libres. Esos son valores que tienen los profesores, que en este caso Merlí reúne y ejemplifica.

- T: ¿Con qué desafíos te topaste en "Merlí: Sapere Aude"?
- CC: Me generó muchos retos que tenían que ver con estar a la altura de la serie anterior que hicimos y que mucha gente siguió, con interpretar un personaje protagonista y ser capaz de contar como hizo Francesc Orella (Merlí) una trama que tiene que ver con la filosofía y con transmitir unos valores que creemos, pero también significó una motivación porque estaba bien arropado por buenos guiones, por un buen equipo y por buenas actrices y actores.