12/11/2019 Nuez

Una orquesta recupera obras clsicas de compositores "silenciados por la historia"

El concierto que la orquesta de cuerdas Sinergia dará el fin de semana en Nuñez buscar reivindicar a compositores americanos y europeos de los siglos XVIII y XIX "silenciados" por ser afros, "hijos naturales", de mujeres o descendientes de esclavos.

El concierto que la orquesta Sinergia dará el próximo fin de semana en el barrio de Nuñez, se propone comenzar a saldar una deuda histórica en el terreno de la música clásica: sacar del olvido a excelsos compositores americanos y europeos de los siglos XVIII y XIX "silenciados" por su color de piel, su condición de "hijos naturales", de mujeres o descendientes de esclavos.

"Compositores silenciados por la historia" es el cuarto proyecto de este ensamble de 15 cuerdas conformado como cooperativa en 2015, que en los últimos cuatro años presentó "Las ocho estaciones Vivaldi & Piazzolla", "Soundtrucks movies" y "Los Beatles en Orquesta".

"En una época en que se reivindica cada vez más el revisionismo histórico para no quedarnos con la historia que nos contaron, nos surgió la inquietud de aplicar lo mismo a la música", dijo a Télam Pablo Lawler, uno de los violinistas de la orquesta.

El músico explicó que "empezamos por preguntarnos por qué ocupan el lugar que ocupan Beethoven, Bach, Mozart" y quiénes estaban a su misma altura y fueron tapados por circunstancias ajenas a lo musical, "como por ejemplo Salieri, que si bien en vida fue muy famoso" quedó en el olvido cuando "un dramaturgo escribió una novela basada en chismes infundados de época".

Los compositores seleccionados para este concierto son la italiana Maddalena Lombardini Sirmen, el sacerdote afrobrasileño José Mauricio Nunes García, el peruano Pedro Ximénez Abril Tirado y el afrofrancés Joseph Boulogne.

"Se trata de cuatro artistas que vamos a reinvindicar no solamente porque sufrieron discriminación sino porque sus obras lo valen", aseguró Florencia Malamud.

Sacar de las sombras a estos compositores no fue una tarea fácil e implicó ponerse en contacto con musicólogos de diferentes latitudes y horas de investigación documental.

A su turno, el director de la orquesta, Hernán Quintela, apuntó que "increíblemente hay algunas de las obras que nunca se tocaron antes" como la "Sinfonía 16" de Ximénez Abril Tirado, cuya interpretación será un "estreno mundial".

Una de las mayores curiosidades en torno a este personaje, un prolífico compositor nacido en el ex Virreinato del Perú que produjo tantas sinfonías como Mozart, es que sus partituras se pudieron recuperar gracias a que "alguien heredó un baúl donde habían quedado olvidadas".

"Fue el primero que incluyó ritmos del Perú, como el yaraví, en obras de música clásica. Esto llegó a Europa y algunos aseguran que hasta la Traviatta de Verdi tiene melodías de él", contó Lawler.

Sin embargo y a pesar de haber contado con el mecenazgo del mariscal Andrés Santa Cruz (a quien se unió en la lucha por la emancipación boliviano-peruana), su "obra monumental" nunca trascendió por su "modesto origen" y condición de "hijo natural".

Párrafo aparte merece el caso de Maddalena Lombardini, una veneciana proveniente de la baja nobleza que aprendió violín con uno de los grandes maestros de su tiempo en el orfanato donde se crió.

Tras recibirse de maestra, se casó con un músico y rompió todas las reglas de la época al "ser su propio agente y salir de gira por Europa" para ofrecer conciertos de su propio repertorio, inicialmente en compañía de su esposo, luego de "un amante" con quien murió en la más absoluta pobreza.

"A las mujeres se les permitía ser instrumentista pero no eran respetadas como compositoras y a muchas no se les permitió firmar sus obras", que aparecían a nombre de un hombre, explicó Sebastián Vázquez, otro violinista

"Cuando arranqué en el conservatorio me di cuenta que está muy instaurado que todos los compositores del programa son hombres. ¿Cómo puede ser que no enseñen alguna compositora? La respuesta suele ser que no existen, pero quizás algunas de las cosas que tocamos son de mujeres y nunca nos vamos a enterar", agregó Malamud.

Los otros dos compositores silenciados son Joseph Boulogne -hijo de una esclava africana y un noble francés que lo llevó a la corte, donde se conoció como el "Mozart negro" hasta que su obra fue prohibida por Napoleón- y José Mauricio Nunes García, un sacerdote y compositor obligado a solicitar un perdón especial por el "defecto visible" de su color de piel para poder trabajar en la corte portuguesa en el actual territorio brasileño.



Las únicas dos funciones de esta orquesta -compuesta por siete violines, dos violas, tres cellos y un contrabajo- serán el 16 y 17 de este mes a las 20.30 en el auditorio San Rafael.