12/11/2019 juicio

El acusado de balear al turista sueco denunci "aprietes" policiales para autoincriminarse

"La policía me apretó para que me hiciera cargo de esto. Amenazaron a mi familia para que me hiciera cargo del hecho. Estaba con mi mujer, yo no estaba", dijo el acusado tras manifestar su inocencia.


El acusado de disparar contra un turista sueco al que debieron amputarle una pierna tras ser baleado en un asalto a fines de 2018 en el barrio porteño de Monserrat, dijo este martes, al inicio del juicio oral por el caso, que es inocente y que la policía lo "apretó" para que se autoincriminara.

En la primera jornada del debate que lleva adelante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 16, Roberto "Chicho" Gramajo (25) aceptó declarar como acusado ante los jueces Cristina Bértola, Gustavo González Ferrari e Inés Cantisani.

"La policía me apretó para que me hiciera cargo de esto. Amenazaron a mi familia para que me hiciera cargo del hecho. Estaba con mi mujer, yo no estaba", dijo el acusado tras manifestar su inocencia en el hecho que tuvo como víctima al turista Christoffer Persson (36).

Sus dichos ante los magistrados fueron contrastados entonces con su declaración en la etapa de instrucción de la causa, cuando Gramajo dijo que se había tratado de un forcejeo y dio a entender que el disparo había sido accidental.

"En el forcejeo me manoteó el arma. No sabía que estaba cargada y montada. No quise disparar", dijo el acusado en aquella oportunidad a poco de ser detenido por el hecho ocurrido el 30 de diciembre de 2018, cerca de las 23.20, en la calle Tacuarí al 700, de Monserrat.

De acuerdo a la acusación fiscal que fue leída al inicio del debate oral, Gramajo, quien bajó del auto para abordar a la pareja, y el otro acusado, Rodrigo Peláez (21), quien conducía, interceptaron a Persson (36) y a su novia, María Izzo (26), con la intención de robarles cuando regresaban de cenar.