21/10/2019

"La violencia no puede ni va a prevalecer en Chile", dijo Piera

El presidente chileno, Sebastián Piñera, advirtió que "la violencia no puede ni debe prevalecer" en su país, a la vez que hizo un llamado a distintos sectores políticos y sociales para abrir "un camino de diálogo" que ponga fin a varios días de disturbios en el país.


Apenas minutos después del inicio de un nuevo toque de queda y de nuevas escenas de represión militar, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, ratificó su decisión de imponer un estado de emergencia y militarizar las calles, y anunció que mañana se reunirá con todos los partidos políticos para "avanzar hacia acuerdos".

"Reconozco que he hablado duro. Pero el deber de un presidente no es solo garantizar el orden público, también es abrir de par en par los caminos del diálogo, la colaboración y la buena voluntad entre los sectores que quieran recorrer esos caminos", aseguró hoy el mandatario en un mensaje televisado a la Nación.

"Ya me reuní con el presidente del Senado, el presidente de la Corte Suprema, de la Cámara de Diputados, y con asociaciones de la sociedad civil. Mañana me reuniré con los partidos de gobierno y oposición, para avanzar hacia un acuerdo social", anunció en su mensaje, que desde las calles estuvo acompañado por nuevos cacerolazos.

En las reuniones de mañana, Piñera propondrá una serie de medidas: "Bajar el precio de los medicamentos reducir la listas de espera en los hospitales, mejorar la atención, implementar mejoras en el sistema previsional y un seguro para contrarrestar el gasto que representa la salud para las familias chilenas".

Además, el mandatario informó que su gobierno está trabajando en "un plan de reconstrucción" para recuperar "lo dañado en estos días de violencia" y agradeció al Congreso por aprobar rápidamente la suspensión del aumento del pasaje del subte que desató las protestas el viernes pasado.