21/10/2019 Espaa

Snchez visita Barcelona por sorpresa pero rechaza reunirse con el presidente cataln

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, viajó por sorpresa a Barcelona, donde en primer lugar visitó la Jefatura de Policía, uno de los focos de los disturbios de la pasada semana, pero rechazó reunirse con el mandatario catalán, Quim Torra.

Antes de partir de La Moncloa, sede del Ejecutivo en Madrid, Sánchez volvió a pedirle a Torra, por medio de una carta, que condene la violencia de los últimos días "de modo tajante e inequívoco", y que "cumpla sus obligaciones como gobernante" y "evite la discordia civil".

La visita de Sánchez provocó la movilización inmediata de los militantes independentistas, que hicieron un llamado "urgente" por redes sociales a una concentración bajo el lema "Spain: sit and talk" (España: siéntate y habla) en las inmediaciones de la Delegación del gobierno central en Cataluña, lugar en el que el líder socialista tenía previsto reunirse con su representante en esa región, Teresa Cunillera.

También comenzaron a producirse cortes de calles céntricas y concentraciones en los hospitales más importantes ante la información de que el presidente del gobierno español visitaría a los policías que resultaron heridos en los disturbios, uno de ellos en estado muy grave.

Las protestas, gritos y abucheos no impidieron que el jefe del Ejecutivo concretara sus visitas, que comenzaron en la Jefatura de Policía donde le expresó su apoyo a los agentes y defendió una actuación "moderada" que garantice la convivencia en Cataluña.