20/10/2019 Medio Oriente

Multitudinarias protestas en Lbano, donde asoma un principio de acuerdo para imponer reformas

El pasado viernes, el primer ministro Saad Hariri dio 72 horas a los grupos políticos que integran su Gobierno para que acepten el plan de reformas que les propuso, un ultimátum que expira este lunes.

Miles de personas protestaron este domingo, por cuarto día consecutivo, en las calles del Líbano contra la corrupción y la mala gestión del Gobierno, pese al anuncio de que no se crearán nuevos impuestos y a la salida de cuatro ministros, mientras se especula con un inminente acuerdo para propiciar algunas reformas.

Una fuente ministerial que cita la agencia EFE dio por hecho un acuerdo sobre un paquete de reformas para salir de la crisis económica y terminar con el descontento popular, a la espera de que el Ejecutivo se reúna este lunes.



Las manifestaciones, iniciadas el pasado jueves tras anunciarse un impuesto a las llamadas por internet, luego retirado, continuaron este domingo en Beirut y otros puntos del país, desde las norteñas Trípoli y Akkar hasta las sureñas Tiro y Nabatieh, pasando por áreas centrales del Monte Líbano.

La quema de neumáticos y contenedores de basura en las principales avenidas afectó al tráfico y a la circulación de peatones en la capital.