18/10/2019 Buenos Aires

El agua baja, pero an quedan 3.000 evacuados en La Matanza y Esteban Echeverra

Tras el temporal de lluvia y sudestada, este viernes se registró una mejoría del tiempo. Continúa un operativo especial del gobierno bonaerense a través del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia con 30 móviles, tres semirrígidos con motor y dos botes.

La última lluvia caída en el conurbano bonaerense impidió que la mayoría de los tres mil evacuados de La Matanza y Esteban Echeverria puedan retornar a sus hogares, aunque con la mejora en las condiciones climáticas las autoridades estimaban que la situación se normalizará en los próximos días.

Una fuente del gobierno provincial informó a Télam que pese a las mejores condiciones del tiempo, tras las lluvias del jueves, en La Matanza permanecían 2.600 personas evacuadas en 21 centros de alojamiento, mientras que otros 400 eran asistidas en escuelas y clubes de Esteban Echeverría.

El vocero explicó que en La Matanza continúa un operativo especial del Gobierno bonaerense a través del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia con 30 móviles, tres semirrígidos con motor y dos botes. Además, señaló que había cien agentes públicos de diversos organismos como SAME y el Grupo Intervenciones Especiales (GIE), dependientes del Ministerio de Salud bonaerense, y la Dirección Provincial de Defensa Civil, del Ministerio de Seguridad provincial.

Según el registro actualizado del Sistema Nacional de Gestión Integral del Riesgo (Sinagir), esas dos localidades eran las más afectadas por el temporal de lluvia que cayó el fin de semana pasado. “De los 6.000 evacuados que teníamos hace unos días, quedan 2.600 en La Matanza y 400 en Esteban Echeverría”, dijo a Télam el subsecretario de protección civil del Ministerio de Seguridad provincial, Daniel Russo.

El momento de crisis pasó, el agua está en franco descenso, pueden quedar algunos charcos

Daniel Russo

“Ahora quedan el barro, la suciedad, las perdidas y todo lo que deja una inundación de este tipo. Tenemos por delante el proceso de regresar, acomodar y ver cuánto daño causó en cada vivienda”, informó Russo.