10/10/2019 Alemania

Buscan tranquilizar a la comunidad juda tras ataque neonazi a una sinagoga

El presidente Steinmeier visitó el lugar del atentado en la ciudad oriental de Halle, mientras la canciller prometió "tolerancia cero" con el odio racista,


El presidente de Alemania urgió hoy al país a defender a sus ciudadanos judíos al visitar el lugar de un letal ataque a una sinagoga en la ciudad oriental de Halle cometido durante la festividad de Yom Kippur, en medio de exigencias de los judíos alemanes de una mayor protección para su comunidad de la creciente violencia neonazi.

La jefa de gobierno, la canciller Angela Merkel, buscó reforzar el mensaje al prometer desde Berlín "tolerancia cero" con el odio racista, mientras que autoridades dijeron hoy que el atacante quiso "cometer una masacre movido por el racismo y el antisemitismo", tenía cuatro kilos de explosivos y dejó un manifiesto con sus intenciones.

El ataque de ayer, en el día más sagrado para el judaísmo, dejó dos muertos y renovó lo temores por el auge de la ultraderecha en Alemania, un país aún atormentado por el Holocausto, además de generar críticas por la ineficiente prevención policial.

El atacante, un presunto neonazi alemán de 27 años, filmó el asalto y lo transmitió en vivo online por una plataforma de videojuegos. Las víctimas mortales, un hombre y una mujer, al parecer fueron elegidas al azar luego de que intentó sin éxito ingresar a la sinagoga disparando y arrojando bombas molotov contra la puerta.